El Gobierno planteó que Toyota avance en la fabricación de baterías de litio en el país

Alberto Fernández y el canciller Motegi, del Japón

El canciller argentino Felipe Solá se reunió este viernes con su par de Japón, Toshimitsu Motegi, en la 1° visita oficial que recibe Argentina durante esta pandemia, y le solicitó que la automotriz Toyota avance en el país con la fabricación de baterías de litio, mineral que extrae en la Argentina.

Toyota posee el 25% del proyecto minero Sales de Jujuy, de extracción de litio en el salar de Olaroz (Jujuy). Trabaja junto a la minera Orocobre, que posee el 66,5% y Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (Jemse), tenedora del 8,5% restante.

Ese consorcio en 2018 anunció su expansión en el salar de Olaroz, con una inversión de USD 295 millones cuya ejecución se encuentra en marcha desde mediados de 2019.

Este desarrollo prevé duplicar la capacidad de producción del carbonato de litio en pureza batería y ver, en la medida que la demanda de litio crezca en Latinoamérica, la posibilidad de implementar procesos intermedios en la Argentina, expresaron fuentes de Toyota al respecto.

«Si bien hoy, por la baja demanda, es difícil pensar en construir una fábrica de baterías de litio que requeriría una inversión de US$ 1500 a 2.000 millones, no se descarta la posibilidad en un futuro, como parte de la búsqueda de escala para seguir adelante con ese proyecto”, dijeron.

La filial local de la automotriz japonesa tiene en sus planes de corto plazo profundizar el proceso de electrificación de sus modelos. Entre ellos, una versión eléctrica de la pick up Hilux que se produce en la planta bonaerense de Campana.