El Banco Central suspendió a 9 importadores que compraron dólares, pero no ingresaron los productos

El Banco Central  (BCRA) suspendió a nueve importadores que habían comprado dólares en el mercado oficial para adquirir bienes en el exterior, pero no hicieron el ingreso de los productos al país.

Fuentes de la entidad informaron que las empresas no nacionalizaron los bienes, pero giraron las divisas por unos u$s 15 millones al exterior.

Entre ellos, figuran la concesionaria de autos de lujo Modena Auto Sport SA, un importador de calzado de niños, uno de leds y paneles solares, otro de productos odontológicos y una de bicicletas. En todos los casos son importadores que compraron más de un millón de dólares y algunas como la concesionaria llegan u$s 2,5 millones. En octubre se iniciaron las inspecciones y recibieron por lo menos tres intimaciones para que despachen a plaza los productos por los que accedieron a los dólares.

En concreto, el Central comunicó a los bancos que, por el incumplimiento de la normativa vigente, no podrán permitir el acceso al mercado de cambios por parte de esos clientes sin autorización previa de la entidad. En cambio, les otorgó una autorización especial para ingresar dólares, con el fin de resolver el incumplimiento.

A continuación, la lista completa:

  • Coresa Group S.R.L.
  • G&G Argentina S.A.
  • Grupo Addnice S.A.
  • Ikonman S.R.L.
  • Implantes CLP S.R.L.
  • Modena Auto Sport S.A.
  • Ortopedia Medicare S.R.L.
  • Petrex S.A
  • Specialized Bicycle Components Argentina S.R.L.

El 6 de enero, el Central creó el registro especial para que grandes exportadores e importadores informen la compra y liquidación de dólares en el mercado oficial con el objetivo de simplificar trámites burocráticos.

Según datos oficiales, los pagos por importaciones de bienes implicaron la salida de US$ 41.865 millones en 2020. El pico mensual se vio en septiembre, cuando salieron más de US$ 4.400 millones. A mediados de ese mes, el BCRA decidió endurecer el cepo cambiario para frenar el egreso de divisas.

En diciembre, el egreso mensual bajó a u$s 3.300 millones y, según informó el organismo, el 60% de las importaciones correspondió a los sectores «Industria Automotriz», «Industria Química, Caucho y Plástico», «Maquinarias y Equipos» y «Comercio».

El descargo de uno de los suspendidos:

Malek Fara, CEO de Modena, que vende marcas «premium» como Maserati y Ferrari, dijo que hoy la traba principal en el segmento «está en el giro de divisas para hacer el pago de los autos a fábrica. La Secretaria de Comercio no está autorizando las SIMI, requisito para realizarlo y ni siquiera lo hace para vehículos en zona franca que lo requieren para el pago de los impuestos». Afirmó que no se trata de una fuga de divisas sino que son vehículos ingresados tiempo atrás que solo necesitan nacionalizarse para poder comercializarlos«.

Con vehículos que superan el millón de dólares de precio al público, Fara reconoce que «hoy principalmente en todas las marcar e independientemente de su público genuino, está la compra especulativa dada por el hecho que en dólares billetes cuesta la mitad que hace un año». De hecho, asegura que «ese público compra lo que le quieran vender a dólar oficial».

Fara advierte también que «el stock ha bajado y no se está pudiendo reponer». Y el escenario se complica si se tiene en cuenta que «la brecha cambiaría tan fluctuante, sumado a la devaluación diaria constante que por momentos se acelera, hace imposible la proyección y previsibilidad. Los concesionarios permanecen abiertos al tipo de cambio desde la venta hasta el giro de divisas o la facturación por parte de la terminal, lo que hace que también se tome un tipo cambio algo mayor para cubrir ese déficit imprevisible«.