ARSAT brindará los servicios de su satélite de comunicación a una empresa china

La empresa de telecomunicaciones estatal Arsat anunció en un comunicado que firmó un contrato por 3 años con una compañía china para la prestación del servicio de más de 210 MHz en banda C sobre el satélite de comunicaciones geoestacionario Arsat-2.

El acuerdo tiene como objetivo brindar conectividad sobre territorio sudamericano. Así, avanza en la exportación de servicios a través de la flota de satélites fabricados en Argentina.

El gerente general y presidente del directorio de la empresa argentina, Pablo Tognetti, dijo que «este acuerdo consolida la posición de Arsat como operador satelital con capacidad de ofrecer servicios en las bandas Ku y C en la región sobre tecnología desarrollada en la Argentina por INVAP». «La ocupación casi completa de los dos satélites de Arsat pone de manifiesto la confiabilidad y robustez de los servicios satelitales que ofrece la compañía».

Con la firma de este acuerdo, la flota de satélite de la compañía alcanzó un nivel de ocupación superior al 90%. Está integrada por el satélite Arsat-1 lanzado en octubre de 2014 y el Arsat-2 lanzado en septiembre de 2015

Los satélites de Arsat brindan internet a más de 3 mil escuelas rurales distribuidas en todo el territorio de la Argentina, operan tres sistemas de televisión directa al hogar y permiten la conectividad de las Fuerzas Armadas y de seguridad de la Argentina en zonas remotas y de difícil acceso. Ambos generaron ingresos durante 2020 por más de US$ 40 millones, de los cuales un 30% corresponde a servicios de exportación que se brindan en Estados Unidos y otros países del continente.

Agregamos por nuestra parte, que hoy existe una sobreoferta de satélites geoestacionarios de empresas privadas europeas y estadounidenses sobre Sudamérica, muchos de ellos autorizados con «landing rights» (derechos de servicio sobre territorio propio) en Argentina entre 2016 y 2019.

Arsat no es en absoluto la opción obligada. Que los chinos hayan elegido el Arsat-2 significa que conocen el mercado local: desde 2014, fecha de entrada en servicio del Arsat-1, los 2 satélites de telecomunicaciones argentinos mostraron ser confiables, y el servicio es competitivo en precio.