Alberto Fernández llega en visita oficial a México. «Relación especial» y vacunas

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, llegó a Ciudad de México, donde se entrevistará con su par mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y tratará sobre la vacuna contra COVID-19 de AstraZeneca.

Ciudad de México – El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, fue el encargado de recibir al presidente Fernández en el aeropuerto, junto al embajador argentino en ese país, Carlos Tomada.

«Quiero dar la bienvenida al presidente Alberto Fernández, que llegó muy temprano. Es nuestro invitado especial para la ceremonia de la conmemoración de los 200 años de la proclamación del Plan de Iguala (declaración de independencia)», expresó López Obrador en su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, y destacó la «cooperación» de ambos países en materia económica y sanitaria.

La bienvenida oficial de Fernández por parte de López Obrador tendrá lugar hoy martes, luego de lo cual el argentino será invitado en la conferencia matutina del mexicano y posteriormente celebrarán un desayuno de trabajo.

López Obrador dijo que «es muy buena la relación» con Argentina, subrayó que ambos Gobiernos se ayudan «mutuamente» y destacó la «cooperación» en la reestructuración de la deuda argentina y la obtención de la vacuna contra la covid-19.

«Nosotros ayudamos para que se lograra la reestructuración de su deuda. Me habló el presidente de Argentina para pedirme que intervenga con los fondos financieros», recordó López Obrador, quien explicó que intercedió ante Larry Fink, presidente del poderoso fondo BlackRock, a quien conoce personalmente. «Afortunadamente se logró esa reestructuración», expresó el mandatario mexicano, quien reveló que «ayudó hasta el papa Francisco».

Asimismo, López Obrador explicó que México pudo acceder a la vacuna rusa Sputnik V gracias al Gobierno argentino, que tenía un acuerdo de compra con ese país.

«Quien ayudó para conseguir esas vacunas fue el presidente de Argentina, Alberto Fernández», dijo López Obrador, quien expresó que «más allá de la política existe un propósito de cooperación entre los pueblos y los Gobiernos».

La visita de tres días, con una amplia agenda de actividades, arranca con una reunión con empresarios mexicanos. Luego, junto con Ebrard y el canciller argentino, Felipe Solá, Alberto Fernández visitará el laboratorio Liomont, en Ocoyoacac, municipio del Estado de México, vecino de la capital, donde se envasa la vacuna contra covid-19 desarrollada por la firma anglo-sueca AstraZeneca.

México y Argentina participan con AstraZeneca en la producción de alrededor de 200 millones de dosis para atender la demanda de América Latina. Argentina, que produce el principio activo, envió un primer cargamento en enero pasado para iniciar el envasado.

Fernández se entrevistará el martes con Carlos Slim, el magnate mexicano de las telecomunicaciones y que aporta recursos a la producción de la vacuna de AstraZeneca.

El miércoles a la tarde Fernández estará como invitado especial de su par mexicano en la ceremonia de conmemoración del bicentenario del Plan de Iguala y los festejos del Día de la Bandera.

Durante su estancia, Fernández se reunirá también con otros empresarios, con intelectuales y con la alcaldesa de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, que lo nombrará «huésped distinguido» de Ciudad de México. Además, será recibido en el Senado.

No será la primera vez que ambos presidentes se encuentran, pues Alberto Fernández visitó México en noviembre de 2019. Desde entonces, se ha ido construyendo una «relación especial» entre ambos gobiernos -son claros los ejemplos que citó el mismo AMLO- aunque sus vínculos económicos son bastante menores que los que unen a la Argentina y el Brasil.

Pero resulta evidente que el camino que ha elegido el Planalto con el presidente Bolsonaro hacen conveniente que nuestro país siga cultivando sus vínculos políticos con México. Después de todo, México y Argentina, junto con Brasil, son los tres países más grandes de Latinoamérica, por su población y sus economías.