El Gobierno prevé iniciar en julio la vacunación general: personas sanas mayores de 18 años

El Gobierno nacional espera superar en los próximos días los 20 millones de vacunas contra el Covid-19 disponibles en el país Y prevé que con esa cantidad terminará en junio de inmunizar a los 15 millones de personas que eran la población objetivo inicial, la incluida en los grupos de riesgo por edad, estado de salud, o actividad.

En julio espera poder abrir la “vacunación general” con un esquema de segmentación que en principio será por edad y sin extender más de tres meses la distancia entre la primera y la segunda dosis. Ya en este mes de junio, tanto en la provincia de Buenos Aires como en la Ciudad Autónoma, empezarán a citar a la población de entre 50 y 59 años sin factores de riesgo.

La Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn) debe reunirse hoy miércoles para emitir una recomendación al Gobierno sobre por dónde continuar la vacunación. Si bien no es vinculante, el presidente Alberto Fernández y el Consejo Federal de Salud (CoFeSa) vienen escuchando y ajustándose a las sugerencias de los máximos expertos del país.

Sonia Tarragona, jefa de Gabinete de la ministra Carla Vizzotti, había anticipado ayer en declaraciones radiales que la cartea estima que en junio se terminará de vacunar a los mayores de 60 años, a quienes tienen comorbilidades y al personal estratégico. En julio se abrirá “la vacunación en general”, que “seguramente se irá haciendo de forma escalonada, pasando a 50, 45, 40, 35 años y así sucesivamente”.

La funcionaria advirtió: “Hay dos sensaciones. Por un lado, llegan más vacunas, lo que permite prever un final. Por el otro lado, hay un momento difícil, de muchos casos, de una circulación que no termina de bajar y de un nivel de ocupación de las terapias intensivas muy alto”.

Esos fueron los términos de la reunión que tuvieron el lunes los ministros de Salud de todo el país en el CoFeSa. La ministro Carla Vizzotti dijo al finalizar que se registró “un descenso importante de la mortalidad en los mayores de 60 a 80” y ahora del consenso del CoFeSa surgió “ir bajando cada cinco años el objetivo de la vacunación”.

En esa reunión del CoFeSa no se planteó la posibilidad de extender más allá de tres meses la distancia entre la primera y la segunda dosis de las vacunas que requieren el refuerzo, como la Sputnik, AstraZeneca o Sinopharm. Allí, la ministra de Salud ratificó que el objetivo es ir completando el esquema a medida que se vayan cumpliendo los plazos, por lo que se está pidiendo a Gamaleya que envíe más dosis del componente 2.

Hasta ahora, la Argentina recibió 17.631.945 vacunas. Hoy también comenzará la distribución de las 2.148.600 dosis de AstraZeneca que aterrizaron el lunes. Un vuelo de Aerolíneas Argentinas partirá hoy miércoles rumbo a Moscú para traer el jueves entre 800 mil y 1 millón de vacunas (componente uno y dos) del fármaco que fabrica el Instituto Gamaleya. Además, según dijo Vizzotti, para los próximos días se esperan además vacunas de AstraZeneca, del fondo Covax y dos millones de Sinopharm.

Por fuera de esos envíos, el Instituto Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) remitirán el próximo lunes la sustancia activa de un millón de dosis de la vacuna Sputnik V para que su proceso de producción sea concluido en el Laboratorio Richmond, en la Argentina. En el Gobierno estiman que este millón estará disponible en julio.

“Fuimos de los primeros en ir a buscar vacunas al mundo. Todos tiramos redes para ver dónde las podíamos conseguir. Lo puedo decir ahora porque en los próximos días vamos a estar llegando a las 20 millones de vacunas entradas a la Argentina”, dijo ayer el presidente Fernández en un acto de entrega de viviendas.