Lula y Fernando Henrique Cardoso respaldan a Alberto Fernández frente a la iniciativa de Bolsonaro de reducir aranceles en el Mercosur

Los ex presidentes brasileños Luiz Inácio Lula da Silva y Fernando Henrique Cardoso dieron un comunicado de respaldo al presidente argentino Alberto Fernández, en su decisión de resistir a la iniciativa del actual presidente brasileño, Jair Bolsonaro, de reducir los aranceles de importación en forma unilateral dentro del Mercosur.

«Acordamos con la posición del presidente de Argentina, Alberto Fernández, de que este no es el momento para reducciones tarifarias unilaterales por parte del Mercosur, sin ningún beneficio para las exportaciones del bloque», dice el comunicado de ambos ex gobernantes.

Esto significa una inédita posición conjunta de dos rivales políticos históricos contra la política ultraliberal de apertura del Mercosur que emprende el ministro de Economía de Jair Bolsonaro, Paulo Guedes.

«Concordamos también en que es necesario mantener la integridad del bloque para que todos sus miembros desarrollen plenamente sus capacidades industriales y tecnológicas y participen de modo dinámico y creativo en la economía mundial contemporánea», afirman Lula y Cardoso.

El ministro Guedes defiende una reducción del Arancel Externo Común para permitir el ingreso de productos importados de otras regiones. Además, Brasilia impulsa que cada país pueda negociar unilateralmente -contra lo que estipula el Tratado de Asunción- acuerdos de libre comercio con regiones y países sin tener el consenso de los otros integrantes.

Lula, del Partido de los Trabajadores, gobernó entre 2003 y 2010 y es el favorito en las encuestas para vencer las elecciones presidenciales de 2022 ante Bolsonaro.

Durante sus 580 días en prisión ordenada por la operación Lava Jato por una condena anulada en marzo pasado en 2019, Lula fue visitado en su celda por el entonces candidato presidencial Alberto Fernández, quien denunció ‘lawfare’ en su paso por la ciudad de Curitiba.

Cardoso, presidente entre 1995 y 2002, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), se reunió con Lula recientemente en un hecho histórico de cara a enfrentar al gobierno de Bolsonaro.