El 10 de julio pasado Argentina llegó a obtener el 24,11% de su generación eléctrica de fuentes renovables

Las generación de energías limpias renovables volvió a batir su récord en el cubrimiento de la demanda total de energía al alcanzar el 24,11% durante este sábado 10 por la madrugada argentina, según los datos aportados por la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (CAMMESA).

De esta manera se rompió la marca previa a la que había llegado el pasado 24 de mayo de este año, cuando a las 16:05 horas de dicho día alcanzó 24,07%. Es decir que en menos de dos meses ya se superó en dos oportunidades el 24% de generación con energías sustentables. Si bien se trata de momentos puntuales, marcan una tendencia significativa.

De la cobertura por energías limpias del reciente récord, la eólica representó el 92,59% con 2752,81 MW; mientras que las bioenergías y los Pequeños Aprovechamientos Hidroeléctricos se repartieron el porcentaje restante.

En el primero de los casos la participación fue del 4,73% gracias a 140,63 MW, y la segunda fuente de estas últimas cubrió el 2,68% con 79,56 MW. Y como consecuencia, entre todas las fuentes se logró una generación de 2973 MW en el momento del récord de abastecimiento.

De todos modos se debe mencionar que si bien el porcentaje de la cobertura de demanda fue mayor, la demanda fue inferior a la del momento récord del 24 de mayo, ya que en aquel entonces las renovables aportaron 3.534,86 MW, esto es 561,86 megas más que el pasado sábado.

Y entre ambas fechas, y si contamos las dos, solamente diez días superaron el 20% de la cobertura de demanda a través de energías limpias, de los cuales la mayor cantidad de veces fue sábado.

Sin embargo esto no quiere decir que no haya aumentado la potencia renovable en Argentina en lo que va del 2021, dado que a principios de años el país contaba con un total de 4116 MW de capacidad instalada en los grandes parques de energías renovables y hoy alcanza 4690 MW.

La fuente eólica sigue siendo la predominante con 3170 MW, lo que representa el 67,59% de potencia sobre el total de todos los sistemas de generación renovable. También fue la fuente limpia que más capacidad sumó en el año (547 MW), principalmente en la Patagonia, donde se agregaron 494 MW, mientras que los restantes 53 MW se deben a instalaciones en Buenos Aires (GBA incluido).

Las bioenergías ocupan el segundo escalón de la tabla si hablamos meramente de la capacidad agregada durante los meses transcurridos del 2021, dado que se añadieron 25 MW de esta fuente, acumulando un total de 259 MW.

De esos veinticinco megavatios adicionados, trece corresponden al Noreste Argentino, ocho a Buenos Aires y GBA, dos a la región centro (Córdoba – San Luis) y los sobrantes dos megas a la zona Centro Oeste Medio (La Pampa, Río Negro y Neuquén).

En tanto la fotovoltaica, solamente sumó dos megawatts de potencia en centrales conectadas al sistema eléctrico nacional, ambos en la zona de Cuyo – que llegó a 207 MW – y en total la energía solar reúne 761 MW a lo largo del país.