Se presentó un estudio, desde Rusia, sobre como protegen las combinaciones de diversas vacunas

Es el primer estudio, hasta ahora, que analizó los efectos de la combinación de las vacunas AstraZeneca y Sputnik V. Mostró la ausencia de efectos secundarios graves y de casos de infección.

De acuerdo a los datos facilitados por el Fondo de Inversión Directa de Rusia, se dio a conocer, en formato periodístico, los resultados preliminares sobre la seguridad del primer estudio clínico que analiza los resultados del uso combinado de la vacuna AstraZeneca (desarrollado conjuntamente con la Universidad de Oxford) y el primer componente de la vacuna contra el coronavirus Sputnik V (el fármaco “Sputnik Light”, basado en el serotipo 26 del adenovirus humano).

El estudio se hizo en la República de Azerbaiyán y ha sido recibido con reservas, porque los datos surgen de un universo pequeño de casos.

«El enfoque de refuerzo heterogéneo (el “cóctel de vacunas“, que utiliza el serotipo 26 de adenovirus humano como primer componente y el serotipo 5 como segundo componente) es la base de la primera vacuna contra el coronavirus registrada en el mundo: Sputnik V.

Teniendo en cuenta el éxito de este enfoque para garantizar una inmunidad estable y a largo plazo contra la nueva infección por coronavirus, RDIF ha sido el pionero en establecer alianzas con otros fabricantes de vacunas y en realizar una investigación conjunta sobre la combinación del primer componente de Sputnik V con medicamentos extranjeros.

Combinación con resultados positivos

Los estudios de seguridad e inmunogenicidad de la combinación de la vacuna AstraZeneca, y el primer componente de la vacuna Sputnik V en Azerbaiyán comenzaron en febrero de 2021; hasta la fecha se ha vacunado a 50 voluntarios y el reclutamiento para los ensayos clínicos continúa. El análisis intermedio de los datos demuestra altos índices de seguridad para el uso combinado: no hay efectos adversos graves, ni tampoco casos de coronavirus después de la vacunación.

Los directivos de la RDIF y sus socios prometieron publicar los primeros datos sobre la inmunogenicidad tras el uso combinado de la vacuna AstraZeneca y el primer componente de la vacuna Sputnik V en la República de Azerbaiyán en agosto de 2021.»

Más allá de la necesidad de continuar los estudios, se destaca que estos resultados coinciden con el análisis teórico -ambas vacunas son del mismo tipo-, y que los ensayos que se están realizando en Argentina también brindan, hasta ahora, resultados prometedores.