«Dólar ahorro»: casi 700 mil personas compraron u$s 131 millones en agosto. Es un dato social, no económico

Decimos que éste es dato que informa sobre la sociedad, no sobre la economía, porque 131 millones de dólares no «mueven el amperímetro». Significan muy poco, frente a los números de la economía. Pero demuestra que para muchos argentinos, comprar el dólar a su valor oficial, más el impuesto PAIS, y la retención del 35%, es un  buen negocio. Que el «valor real» del dólar está por arriba de eso. Esta convicción sí tiene una influencia decisiva en la economía argentina.

En el mes previo a las PASO, la cantidad de personas que compraron dólar ahorro marcó en agosto un nuevo máximo desde el comienzo del año, al rozar los 700.000 individuos, de acuerdo al informe sobre la Evolución del Mercado de Cambios y Balance Cambiario, publicado por el Banco Central (BCRA).
697 mil individuos compraron dólares «ahorro», mientras que unos 30 mil vendieron, resultando así compras y ventas per cápita de u$s187 y u$s220, respectivamente.
Las “personas humanas” compraron billetes por u$s 131 millones en agosto, similar nivel a julio, y efectuaron ventas por u$s 7 millones, indicó el BCRA.

Tanto la cifra de cantidad de compradores, como de monto adquiridos, registradas en agostos se ubican muy lejos las contabilizadas una año atrás, cuando la primera habían alcanzado un máximo de 4 millones de personas, y la segunda más de u$s4.000 millones, momento a partir del cual el BCRA introdujo nuevas regulaciones para el acceso a moneda extranjera.

A mediados de septiembre de 2020, la autoridad monetaria impuso cambios normativos: control y monitoreo de la capacidad económica y de ingresos requeridos para la apertura de nuevas cajas de ahorro en moneda extranjera, y límites al acceso de cotitulares a la compra de moneda extranjera para formación de activos externos.

Además, estableció que los pagos realizados por los consumos en moneda extranjera con tarjetas de crédito y débito se tienen en cuenta en el cupo mensual de u$s 200 por persona y determinó que quienes sean beneficiarios de programas sociales no podrán acceder al mercado de cambios.