Y el capitán Kirk volvió al espacio, a los 90 años

“Fue increíble, estoy tan lleno de emoción”, dijo William Shatner, estrella de la serie televisiva “Star Trek” (“Viaje a las estrellas”), quien, a los 90 años, se convirtió ayer en la persona de mayor edad en ir al espacio.

Más de 50 años después de su debut como el Capitán James T. Kirk de la nave espacial Enterprise en la popular serie, Shatner viajó a bordo de un cohete y una cápsula desarrollados por Blue Origin, la compañía privada de vuelos espaciales del fundador de Amazon, Jeff Bezos.

El histórico viaje de placer convirtió a Shatner en la persona de mayor edad en llegar al espacio. “Hay un azul suave”, dijo. “Y es tan delgado. Y lo superas en un instante”.

Shatner y otros tres miembros de la tripulación, Audrey Powers, vicepresidenta de operaciones de misión y vuelo de Blue Origin, y dos clientes privados, Glen de Vries y Chris Boshuizen, viajaron en el cohete y la cápsula New Shepard de Blue Origin hasta el borde del espacio.
.
El despegue ocurrió alrededor de las 10:50 de ayer y el vuelo completo duró aproximadamente 10 minutos. Jeff Bezos, el fundador de Blue Origin, se unió a amigos y familiares para saludar a los astronautas cuando salieron de la cápsula uno por uno, luego de aterrizar. Bezos roció botellas de champán para celebrar el lanzamiento histórico, que resultó un éxito. “Todo el mundo tiene que hacer esto”, dijo emocionado el actor a Bezos.
.
La misión se retrasó casi una hora mientras las tripulaciones trabajaban en la plataforma de lanzamiento para asegurarse de que el cohete estuviera listo para el vuelo. Anteriormente, los fuertes vientos en el sitio de lanzamiento de Texas también obligaron a Blue Origin a retrasar la expedición de su horario originalmente programado a principios de semana.El viaje de Shatner fue el segundo lanzamiento de Blue Origin de una tripulación totalmente civil. El vuelo inaugural de la compañía fue en julio, con Bezos, su hermano y otros dos pasajeros a bordo.
.
El cohete y la cápsula New Shepard están diseñados para viajes suborbitales, que en realidad no entran en órbita alrededor de la Tierra, sino que vuelan hasta el borde del espacio, y donde los pasajeros pueden experimentar alrededor de cuatro minutos de ingravidez. Y la visión de la Tierra curvada «debajo» de ellos y el universo arriba.
.