La inflación volvió a acelerarse: subió 3,5% en septiembre. Las medidas que intentan controlarla

El Índice de Precios al Consumidor volvió a dispararse. En septiembre fue del 3,5% intermensual, un punto porcentual más que en agosto. En 9 meses de 2021 acumula un 37%.

El sector con mayor alza de precios en septiembre 2021 fue Prendas de vestir y calzado (6%), seguido por Bebidas alcohólicas y tabaco (5,9%). Pero el aumento continuo de los precios se siente sobre todo en los alimentos, que en septiembre de 2021 cuestan un 53,4% más que un año antes, según los datos del INDEC.

Teniendo en cuenta este último dato -que es el que golpea con mayor dureza a los grupos más vulnerables- acercamos un informe del Centro de Economía Política Argentina (C.E.P.A.) que analiza la evolución de precios muy sensibles para los argentinos: Monitor de precios de carnes (para acceder, cliquear sobre el título).

El Gobierno quiere tratar de evitar que la inflación le gane la carrera a los salarios en la recta final del año, marcada por las elecciones legislativas del próximo 14 de noviembre. Para lograrlo ha vuelto a la ofensiva con una arma de emergencia: el control de precios de alimentos, en manos de un nuevo secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti.

Feletti ha mantenido contactos con fabricantes de alimentos y supermercadistas para mantener fijos los precios de 1.245 productos hasta el próximo 7 de enero. Leche, harina, aceite, arroz, pan y otros productos de la dieta argentina forman parte del largo listado anunciado por la Secretaría.

“Tuvimos un año duro y necesitamos generar una tregua en la última parte del año para que el salario comience a recomponerse después de cuatro años de caída”, dijo el ministro de Producción, Matías Kulfas, al defender la congelación de precios anunciada por el Gobierno en el marco del coloquio empresarial IDEA. Cuando Fernández asumió en diciembre de 2019, la canasta alimentaria básica representaba el 9% del salario promedio de los trabajadores registrados del país. Hoy, representa el 11%. “El equilibrio social de la Argentina depende de que esta presión sobre el salario por parte de los alimentos baje”, señaló Feletti.