NASA tratará de desviar un asteroide. Experimentando ante una posible amenaza

La agencia espacial estadounidense NASA estrellará una nave espacial multimillonaria contra un asteroide para probar si es posible cambiar la trayectoria de una roca espacial.

Esto es solo una prueba: el asteroide, Dimorphos, no es una amenaza para la Tierra, por lo menos no en un futuro cercano. Y Dimorphos es parte de un sistema binario: orbita en torno a otro asteroide, Didymos. Pertenecen al grupo Amor de asteroides, cuyas órbitas en algún momento se acercan a la de la Tierra.

La masa de Didymos es de 52,7 miles de millones de kilogramos

Si la misión se lanza con éxito la semana que viene, la nave espacial de prueba de redirección de doble asteroide (DART, Double Asteroid Redirection Test) llegará a Dimorphos a 6,6 kilómetros por segundo a finales del próximo año.

El impacto debería reducir la órbita de Dimorphos para que orbite a su asteroide compañero al menos 73 segundos más rápido que antes, un cambio que será detectable desde la Tierra. Una pequeña sonda financiada por la Agencia Espacial Italiana será lanzada desde DART y pasará volando para fotografiar las secuelas.