Los esteros del Iberá, y los otros destinos elegidos en el mundo del sobreturismo y el cambio climático

NUEVA YORK.- En la lista anual de The New York Times sobre los 52 destinos sugeridos para el turismolos Esteros del Iberá aparecen, y en un lugar especial: está entre los primeros diez. Esta vez, el ranking tiene algo innovador: “Este año analizamos los lugares donde los visitantes pueden ser parte de la solución a problemas como el sobreturismo y el cambio climático”.

Hace un año, con los viajes por todo el mundo paralizados, la publicación se dirigió a los lectores para preguntar sobre los lugares que los habían sostenido en los días más oscuros del encierro. Esa lista incluía lugares tan variados como fantásticas formaciones rocosas de colores en la India y una humilde iglesia de ladrillos en el sur de Londres.

Este año, la mirada de Times Travel dio un giro y tituló su lista “52 lugares para un mundo cambiado”. “Se está produciendo un cambio profundo en la comprensión mundial del cambio climático y la rapidez y el grado en que ya estamos viendo sus efectos”, explica el diario.

El diario lleva a la reflexión de cuán “frágil es realmente nuestro mundo” y pone en cuestionamiento la forma en la que hacemos turismo. Y arroja un dato interesante: la industria de viajes es responsable de entre el 8 y el 11% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero, según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo.

Keneke conoce bien los canales de los esteros.
Keneke conoce bien los canales de los esteros.

Este planteo reformula la selección de este año, y es por lo que los Esteros del Iberá cobran una relevancia sin precedentes en el ranking del prestigioso diario neoyorquino, en el que figura sexto.

“Hace veinte años, esta reserva en la región norteña de Corrientes en la Argentina no era tanto un parque como pequeñas parcelas de desierto rodeadas de ranchos ganaderos”. La publicación cuenta cómo en ese tiempo, la zona cambió por completo gracias a la fundación Rewilding Argentina, creada por el cofundador de North Face, Douglas Tompkins.

(Nota de AgendAR: la autora de la nota cree más o menos que sin Tompkins el Iberá hoy sería shoppings y bailantas, pero está equivocada. Hace 32 años se empezó a perseguir en serio a los cazadores furtivos de un modo bastante efectivo: se nombró guardafaunas, con sueldo y obra social familiar a los furtivos de mayor fama, y funcionó. Esto le cambió la vida a un sitio que antes exportaba fortunas en cueros de jaguar, pieles de lobito de río y de boa curiyú, todo lo cual salía de Corrientes y del país en forma ilegal. La movida empezó en 1985 DC-AT (después de Cristo y antes de Tompkins). La iniciativa la tuvieron la Dirección de Flora y Fauna de la provincia de Corrientes, las estancias turísticas ya existentes -ya entonces muy redituables- y la Administración Nacional de Parques Nacionales. Más adelante la autora tiene otras opiniones al uso propias de la mirada algo ensimismada de los autodenominados americanos).

.
.

Hoy, el Parque Iberá es uno de los más grandes de Argentina, hay cerca de 2 millones de acres de praderas, lagunas, islas y humedales protegidos, y un santuario para grandes poblaciones de animales. La fundación ha salvado de la extinción a decenas de especies aquí, en particular jaguares, osos hormigueros gigantes y nutrias de río gigantes, y se ha convertido en un refugio para venados de los pantanos, lobos de crin, ñandúes, aves de pastizales y los apropiadamente llamados, y en peligro de extinción, tiranos de cola extraña”, escribe Danielle Pergament para la publicación.

(Nota de AgendAR: con lo de tiranos de cola extraña la autora se refiere a nuestras familiares y antes abundantes tijeretas, de la familia Tyrannidae, que persisten en los campos ganaderos y los humedales porque siguen relativamente libres de agrotóxicos. Las nutrias de río gigantes (?) son los lobitos de río, los lobos de crin (?) son los aguará-guazús, y los 2 millones de acres de la Reserva del Iberá son 809.000 hectáreas. Esta última aclaración es para todos los países adherentes al sistema métrico decimal, es decir TODOS los 195 reconocidos por Naciones Unidas, con las ensimismadas excepciones EEUU, Liberia (África Occidental) y Myanmar (Sudeste Asiático, antes Birmania).

Antes del parque correntino, hay otros cinco sitios seleccionados:

1. Chioggia, Italia

Vista panorámica de Chiogga, Venecia
Vista panorámica de Chiogga, Venecia

Construida sobre un grupo de islas en la laguna veneciana, con edificios centenarios que se elevan desde los canales en todo su esplendor decadente, Chioggia se llama “piccola Venezia”.

Hoy en día, Chioggia es popular entre los visitantes italianos y alemanes, atraídos tanto por las bellezas arquitectónicas del centro histórico como por las playas familiares de su suburbio continental, Sottomarina. La ciudad, que ha conservado un ambiente marítimo accidentado, puede servir como base ideal para recorridos en bicicleta.

2. Parque Nacional Chimanimani, Mozambique

Parque Nacional Chimanimani, Mozambique
Parque Nacional Chimanimani, Mozambique

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, hizo un llamado a la comunidad internacional para ayudar al país africano en su se enfrentó a la triple amenaza del cambio climático, el Covid y el conflicto. No es la primera vez que Mozambique enfrenta una crisis de este tipo: su guerra civil de más de 15 años resultó en la pérdida de un millón de vidas y también en una gran pérdida para su vida silvestre.

Pero el país mostró su resiliencia. En mayo se inauguró un espectacular parque nacional: Chimanimani, en la frontera con Zimbabue. El parque tiene pinturas rupestres antiguas de valor incalculable; montañas sagradas aisladas, incluido el pico más alto del país, el monte Binga; y hábitats naturales para las plantas, las aves y la vida silvestre, como el cálao del sur, la rana chirriadora en miniatura y el lagarto Agama kirkii.

3. Queens, Nueva York

Queens en la ciudad de New York.
Queens en la ciudad de New York. Gary Hershorn – Corbis News

“Probablemente no haya otro lugar en el mundo donde pueda probar la cocina casera de más de 150 países diferentes dentro de un espacio tan compacto”, dice el crítico de restaurantes Robert Sietsma, quien cubre los restaurantes del distrito para Eater.com.

“La industria de restaurantes de Queens fue golpeada por el Covid-19, pero ahora se está recuperando porque somos un distrito de comunidades centradas en la familia donde los restaurantes se ocupan de sí mismos”, dice Jonathan Forgash, chef y residente del distrito que fundó Queens Together, una organización sin fines de lucro, en marzo de 2020.

4. Northumberland, Gran Bretaña

Campos y tejados cubiertos de nieve en Allenheads en los Peninos al norte de Weardale en Northumberland. Imagen fecha: Miércoles 5 de enero de 2022. Se pronostica que caerá más nieve el jueves.
Campos y tejados cubiertos de nieve en Allenheads en los Peninos al norte de Weardale en Northumberland. Imagen fecha: Miércoles 5 de enero de 2022. Owen Humphreys

La costa diversa de Gran Bretaña, desde los acantilados de Dover hasta los paseos marítimos de Brighton, pronto tendrá un elemento unificador: el Camino costero de Inglaterra de poco más de 4500 kilómetros. Los segmentos de senderos que se han abierto incluyen un tramo de 70 kilómetros en el noreste, desde el río Tyne hasta la costa de Northumberland.

El castillo de Alnwyck es el lugar donde vive la duquesa de Northumberland y el escenario de algunas películas como Harry Potter o Robin Hood
El castillo de Alnwyck es el lugar donde vive la duquesa de Northumberland y el escenario de algunas películas como Harry Potter o Robin Hood

El Northumberland International Dark Sky Park tiene una de las contaminaciones lumínicas más bajas del país y presenta una de las áreas más grandes de cielo nocturno protegido en Europa. Contempla las galaxias esparcidas por el cielo en el Observatorio de Kielder y luego aventúrate al pasado antiguo mientras el Muro de Adriano celebra su 1900 aniversario con un festival de un año.

5. Zihuatanejo, México

Este tranquilo pueblo de playa, vecino de Ixtapa, el destino turístico en la costa del Pacífico, y las comunidades que lo rodean han generado proyectos ambientales de base que los viajeros pueden apoyar.

Puerto pequeño. Ixtapa. ciudad de Ixtapa-Zihuatanejo. Estado de Guerrero. México.
Puerto pequeño. Ixtapa. ciudad de Ixtapa-Zihuatanejo. Estado de Guerrero. México.

La organización sin fines de lucro de conservación Whales of Guerrero ha ayudado a capacitar a los pescadores como guías de observación de ballenas, y el Campamento Tortuguero Ayotlcalli ofrece oportunidades para unirse a las patrullas de nidos de tortugas y liberar crías.

Recientemente se unió a un nuevo proyecto regional para proteger la cuenca del río Juluchuca, que comienza en el interior montañoso donde los huéspedes pueden tomar excursiones en vehículos todoterreno para explorar una plantación de café y cacao inaccesibles por caminos comunes.

Otros destinos latinoamericanos

Además de los destinos ya mencionados, la lista de 52 países contempla otros 4 destinos latinoamericanos que incluyen el Archipielago Lucayan en Bahamas; el parque nacional “El Yunque” en Puerto Rico; el Elijio Panti, en Belice, el Serra da Capivara en Brasil, y el Cerro Castillo en Chile.

El Cerro Castillo en Chile se encuentra muy cerca de la ciudad de Coyhaique. Para llegar hay que entrar por Argentina o tomar un ferry por Chile.
El Cerro Castillo en Chile se encuentra muy cerca de la ciudad de Coyhaique. Para llegar hay que entrar por Argentina o tomar un ferry en Chile.

En el pasado, la lista a menudo se ha centrado en cosas como la escena de un restaurante recientemente de moda, un museo nuevo y emocionante o la apertura de un fabuloso resort frente a la playa. Esta lista, en cambio, destaca los lugares donde realmente se está produciendo el cambio, donde se preservan las tierras silvestres en peligro de extinción, se protegen las especies amenazadas, se reconocen los errores históricos, se fortalecen las comunidades frágiles, y donde los viajeros pueden ser parte del cambio (Excepto, claro, en Queens, N.Y.).