Nicolás Kreplak: «El Congreso debería debatir la vacuna obligatoria (contra el covid)». La opinión de AgendAR

El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, habló sobre la posibilidad de implementar la obligatoriedad de la vacuna para seguir aumentando el porcentaje de inmunizados ante la explosión de casos por Ómicron. Pero descartó la posibilidad de aplicar nuevas restricciones ante el ascenso de diagnósticos positivos.

Medio millón de casos se registraron en el país en los últimos cinco días y ayer lunes se informó de 83.352 nuevos contagios en las últimas 24 horas, una cifra menor a la que se manifestó en días anteriores pero que confirma el veloz ascenso atribuido por muchos a la cepa Ómicron.

Este domingo 9 de enero, Kreplak se refirió al aumento de casos e incluso habló de establecer la vacunación obligatoria. “Están todas las condiciones dadas para que la vacuna sea obligatoria desde el punto de vista sanitario. La discusión amerita ser discutida en el Congreso. Al ser obligatoria, llegaríamos a un cierto porcentaje”, expresó en un reportaje radial de Raúl Kollman.

“Si no se hace obligatoria también con el trabajo que hacemos con el pase sanitario, lograremos de a poco que lleguemos al mismo resultado”, marcó el funcionario, destacando el alcance que se generó en la inmunización a partir de la obligatoriedad del requisito que exige esquema completo.

Por otro lado, expresó que la explosión de contagios no decantó en un aumento de internaciones y que por ese motivo no se están barajando restricciones. “El pase sanitario nos está ayudando mucho, porque la gente tomó conciencia que cuidarse es necesario”, remarcó.

El pasado miércoles, la ANMAT aprobó a nivel nacional la venta de cuatro autotests en farmacias de todo el país, algo que antes de implementarse había sido cuestionado por el funcionario de Axel Kicillof. En el reportaje, Kreplak expresó que “es una medida que abarca a un sector de la sociedad» y agregó que «lo que sucede es que en los autotests hay posibilidad de error, uno si tiene un test por más que dé negativo, no es certeza. Tiene ciertas complicaciones. Tienen que seguir con los cuidados». Además, consideró que va a ser usado por “gente de recursos o empresarios para testear al personal”.

Sobre las clases presenciales afirmó: “En algunos lugares del mundo no están dando clases. Es difícil pensar que no comenzarán las clases. Entre nosotros podría llegar a suceder si tenemos que ir para atrás, Tenemos que lograr que se vacunen todos y todas, sobre todo los chicos y las chicas”. Sin embargo, agregó que en otros países están transitando el invierno y tienen menos vacunados, con lo cual la suspensión de clases tiene otro contexto».

ooooo

Un comentario de AgendAR sobre la vacunación obligatoria:

Ante todo, consideramos necesario aclarar que -en nuestra meditada opinión- las vacunas contra el covid autorizadas y aplicadas por la mayoría de los países -entre ellos la Argentina- ya no pueden ser consideradas «experimentales» o «de emergencia».

Hay más evidencia sólida sobre las ventajas de su uso, y sus riesgos, que la que existe sobre cualquier medicamente de uso común patentado en los últimos diez años.

Atención: al no ser infectólogos, no nos basamos en artículos publicados en revistas médicas de prestigio, revisados por pares. El razonamiento es matemático: los cientos de millones de dosis aplicadas en el mundo han disminuido en forma espectacular el % de internaciones y muertes sobre contagios. Y cualquier efecto negativo que puedan tener -y que tienen- ya se han manifestado entre esos cientos de millones vacunados. Y son un número mínimo. Un riesgo muchísimo menor que el de la habitual anestesia general.

Aún hipotéticos efectos a largo plazo, ya se habrían anticipado en un porcentaje de los casos, en organismos débiles o predispuestos. No han aparecido.

Dicho esto, expresamos nuestra objeción a declarar la vacunación contra el covid obligatoria: no sería eficaz.

Afortunadamente, en Argentina existe una cultura de la vacunación -formada a lo largo de generaciones por la salud pública y las vacunas, estas sí, obligatorias. Los «antivacunas» entre nosotros son un grupo pequeño, aunque ruidoso. Hacer obligatoria la vacuna contra el covid, en esta etapa, politizaría el tema y les sumaría a esos fanáticos aquellos que no son convencidos antivacunas pero si están furiosos con el gobierno. Por lo menos, les daría más publicidad

Y el Estado argentino no tiene los recursos -en la forma de fuerzas de seguridad disciplinadas- del de China o el de los Países Bajos, para hacer cumplir una vacunación forzosa. Que sería más difícil de ejecutar que una simple cuarentena, que es lo que se impone con energía en esos dos países (y en muchos otros).

Como el mismo Kreplak admite, requisitos como el pase sanitario y el hecho que la vacunación sea ineludible para viajar al exterior, cumplen, en un plazo más largo, con el mismo objetivo.

Una ley que no puede hacerse cumplir, sólo sirve para disminuir la autoridad del Estado.