Empresas argentinas proveerán de uniformes, calzado y vehículos a las Fuerzas Armadas

Una decena de empresas de distintas provincias argentinas ganaron las licitaciones para proveer a las Fuerzas Armadas de al menos 75.000 uniformes y más de cien mil pares de calzado; mientras que una carrocera bonaerense se adjudicó el contrato para el equipamiento de la nueva flota de camiones de traslado de tropa del Ejército Argentino.

El ministro de Defensa, Jorge Taiana, presentó en el Batallón de Arsenales 602 de la localidad bonaerense de Boulogne parte del material, lo que incluyó camiones, camionetas, colectivos y ambulancias de fabricación nacional o dentro de Mercosur, y un lote de 3.500 uniformes y calzado de producción nacional.

Estas licitaciones son uno de los frutos de la puesta en marcha del Fondo Nacional para la Defensa (Fondef), una iniciativa que asigna un presupuesto plurianual destinado al equipamiento de las fuerzas armadas, asignándole prioridad al desarrollo de proveedores locales.

«Esta es una muestra de lo que se puede hacer cuando se alinea la voluntad política, el esfuerzo y la confianza en nuestras propias capacidades. Todo este nuevo equipamiento es el resultado del Fondef», reseñó Taiana.

Taiana destacó que «el Fondef es una herramienta que nos permite reparar, modernizar, o adquirir el equipamiento que las Fuerzas Armadas necesiten para atender a su misión principal y sus tareas subsidiarias. La prioridad es buscar o promover proveedores locales y sólo en los casos que no se pueda buscarlos en el exterior».

«Esta compra de uniformes que estamos presentando hoy cumple con dos características muy importantes; en primer lugar se hizo a través de un proceso de licitaciones con la participación de 16 empresas de distintas provincias. Se unificaron los requerimientos de las tres Fuerzas Armadas, lo que nos permitió hacer un ahorro y garantizar criterios de calidad, y en segundo lugar se fortaleció un ecosistema de empresas textiles que a partir de un programa plurianual van a poder hacer las inversiones necesarias sabiendo que la amortización de esas nuevas maquinarias es previsible».

En ese sentido señaló que «se llegó al lanzamiento en septiembre pasado de licitaciones para unos 75.000 uniformes y casi 120.000 pares de calzado de los cuales la mitad son de combate, se presentaron 16 empresas de distintos puntos del país y hubo 9 que resultaron ganadoras y ya comenzaron a producir y entregar la indumentaria«.

En el proceso hubo varios desafíos, empresas que tuvieron que ampliar su capacidad de producción y algunas limitaciones con los insumos como la insuficiente producción de velcro en Argentina como para abastecer el pedido y «había que importarlo; una cosa muy valiosa de este proyecto es que las empresas participantes salen fortalecidas y con la capacidad de responder a nuevas propuestas», agregó.

Los uniformes presentados este martes fueron producidos por la firma Confecat de la provincia de Catamarca, mientras que las botas de combate fueron confeccionadas por la empresa Borcal de la ciudad de Buenos Aires; ambas empresas forman parte del proyecto «Vestuario para las Fuerzas Armadas para el Fortalecimiento de la Industria Textil y Calzado Nacional», desarrollado en el marco del Fondef.

Kersul enfatizó que «a través del Fondef se pueden desarrollar muchos proveedores locales, por ejemplo, los camiones troperos que estamos presentando hoy fueron carrozados por una firma del partido bonaerense de San Andrés de Giles que los dotó de barras antivuelco, asientos acolchados e individuales, y también de cinturones de seguridad de tres puntos».

Los equipos entregados
Se presentaron 17 camiones carga Volkswagen Robus 17230 de origen brasileño, 10 camiones tractor de campaña Volkswagen Costellation 19420 de origen brasileño, 10 camiones Mercedes Benz Atego 1726 de origen nacional, 3 colectivos de transporte personal Iveco de origen brasileño, 40 utilitarios Peugeot Partner de origen nacional, 7 ambulancias Toyota Hilux de mediana complejidad de origen nacional y 1 camión cisterna Volkswagen útil para el abastecimiento logístico a campo traviesa a los diferentes Vehículos a Rueda, Mecanizado y blindado desplegados en el terreno.