Una consultora planteó oportunidades de inversión en renovables en el Norte argentino

Un estudio de finanzas sostenibles elaborado por una consultora local revela alternativas de inversiones en energías renovables en las provincias del Norte Argentino por más de u$s 230 millones. Curiosamente, fue presentado recientemente en la embajada británica.

El trabajo despertó mucho interés de los más de 40 invitados. Los proyectos de inversión están destinados a «financiar la introducción de tecnologías menos contaminantes y más eficientes energéticamente, la instalación de sistemas de generación con fuentes renovables, la dotación de maquinarias y procesos que permitan reaprovechamiento de residuos, y también la certificación de la cadena productiva de sectores críticos, como el forestal y el agrícola».

La propuesta de la firma SMS – San Martín, Suarez y Asociados, que posee 60 oficinas en 21 países y una plantilla de 2.000 profesionales, busca que los bancos, como actores locales clave del sistema financiero, integren la sostenibilidad como una oportunidad en sus estrategias comerciales y financieras, y contribuyan a largo plazo al financiamiento de modelos productivos que ayuden a enfrentar los desafíos del cambio climático.

Durante la presentación estuvieron el Banco Nación, Banco Macro y Banco Formosa, pero la consultora señala que hay más entidades interesadas.

Según la investigación el mapeo de SMS reveló que el monto acumulado de potenciales inversiones en energías renovables llega a u$s231 millones en seis provincias, con un promedio de u$s38,5 millones por cada una.

El paper identificó oportunidades desde US$ 1.000 para la compra e instalación de termotanques solares hasta la construcción y explotación de una planta fotovoltaica conectada a red SADI por u$s20 millones y un plazo de recupero de 36 meses.

También se destacaron otras iniciativas como la adquisición de sistemas fotovoltaicos para extracción de agua para riego por u$s 10.000, el desarrollo de soluciones con fuentes de energías renovables para los municipios norteños en alumbrado, edificios públicos o servicios públicos por u$s25.000 y un proyecto de generación de energía en aserraderos a partir de los residuos forestales, para autoconsumo e inyección a la red, por u$s300.000.