La Universidad de Buenos Aires eligió su nuevo rector, el Dr. Ricardo Gelpi

La Universidad de Buenos Aires (UBA) tiene nuevo rector para el período 2022-2026: Ricardo Gelpi, el actual decano de la Facultad de Ciencias Médicas.

Fue elegido con 174 votos a favor, 53 abstenciones y un voto negativo en la asamblea universitaria.

En el Teatro de la Ribera, y con la participación de 234 asambleístas, representantes de profesores, graduados y estudiantes de las trece facultades de la UBA, finalmente se llevó a cabo la asamblea universitaria, pospuesta el año pasado por la pandemia de covid-19.

Gelpi, un médico recibido en la UNLP, que asumirá el 1 de agosto, fue electo con el apoyo del actual oficialismo para suceder al rector Alberto Barbieri. Se trata de una coalición de profesionales radicales, con aliados peronistas e independientes.

Entre sus objetivos de gestión, Gelpi citó la actualización de los planes de estudio; enfrentar la deserción estudiantil; e impulsar la formación docente.

La oposición, que reúne a sectores de centroizquierda, peronistas e independientes, no presentó candidato a rector y se abstuvo a la hora de votar, para “abrir un nuevo diálogo” con las autoridades electas, según explicó el decano de Filosofía y Letras, Ricardo Manetti. Sectores de la izquierda se pronunciaron en contra la elección del diputado radical Emiliano Yacobitti como vicerrector.

Gelpi será el sucesor de Alberto Barbieri, quien conducía la universidad desde 2014. El actual decano de Medicina ocupará el rectorado hasta el 31 de julio de 2026. Durante su discurso de agradecimiento, tras ser designado, destacó la labor de la UBA frente a la pandemia “que no fue por casualidad, ni por suerte, sino por su tremenda capacidad de formación y compromiso”. Asimismo, y luego de expresar su intención de continuar “muchas cosas buenas” de la gestión actual, expuso sus propios lineamientos: seguir trabajando en la actualización de los planes de estudio; ampliar las conexiones de la UBA con el mundo; afrontar el problema de la deserción en los primeros años; garantizar un flujo continuo y permanente de información estadística fiable para elaborar diagnósticos certeros. La formación docente y de investigación, la infraestructura, las políticas de género, el presupuesto y los trabajos en materia ambiental fueron otros de los puntos que mencionó como prioritarios.

En ese sentido, Gelpi instó a “seguir construyendo el consenso, poniendo al servicio de nuestra sociedad una universidad más grande, aumentando su nivel de excelencia”. “Hay que estar unidos más allá de las disidencias que podamos tener con un único propósito: crecer hacia el futuro por la UBA y por nuestra patria”, concluyó.