Los turistas argentinos están gastando más en el exterior que los extranjeros aquí, «en blanco»

El déficit turístico en el primer semestre de este año superó los U$S 3.000 millones y motivó las decisiones que tomó el Banco Central para restringir la sangría de divisas.

En un dato que refuerza las preocupaciones del Gobierno, el déficit cambiario turístico fue récord en junio y ascendió a U$S 655 millones.

Según el último informe del Balance Cambiario que difundió el BCRA, el déficit de la cuenta “viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta” ascendió a U$S 655 millones en junio, el valor más alto en lo que va del año, y acumuló un balance negativo de 3.115 millones en el primer semestre. Si se compara a nivel interanual, el rojo del primer semestre de 2021 había sido de U$S 861 millones, por lo cual el déficit se incrementó alrededor de 280%.

Mientras que todas las personas que salen de Argentina gastaban con la tarjeta de crédito a la cotización del “dólar turista” (recarga de un 30% del impuesto PAIS y un 35% de una retención a cuenta del impuesto a las ganancias), quienes llegan al país no suelen cambian su dinero en el mercado formal. Por cada dólar pueden obtener un rendimiento extremadamente mayor de pesos en una cueva que en un banco.

Según precisaron fuentes oficiales, durante 2022 ingresaron al país un total aproximado de 1.400 millones de dólares de parte del turismo receptivo. Sin embargo, de esa cifra solo un 16% fue vendida por esos turistas en el mercado formal, es decir, cerca de 224 millones de dólares. El resto, unos 1.176 millones, fueron vendidos por los turistas extranjeros en el mercado ilegal del dólar «blue».

A lo largo de lo que va de 2022, la curva del déficit se incrementó de manera sostenida: inició con 414 millones de dólares en enero, 443 millones en febrero, 517 millones en marzo, 507 millones en abril, 579 millones en mayo y 655 millones en junio. En los giros que se hacen al exterior para cancelar los saldos con las empresas emisoras de tarjetas internacionales registrados dentro de esta cuenta se incluyen tanto los consumos que se realizan por viajes al exterior como las compras no presenciales a proveedores del exterior.

Desde 2011, Argentina mantiene una balanza negativa en materia de turismo: los egresos de dólares por viajes al exterior de residentes en el país son superiores a los ingresos de divisas por parte de turistas extranjeros. Según un informe del Centro de Estudios para la Producción del Ministerio de Desarrollo Productivo, el déficit turístico acumulado entre 2011 y 2020 fue de U$S 23.500 millones. Con la suspensión de viajes por la pandemia del coronavirus, el déficit bajó a U$S 1.700 millones, pero a partir de 2021 la brecha se amplió y en 2022 se profundizó.

El Gobierno quiere cerrar el grifo

Preocupados por la fuerte salida de dólares y la presión que ejerce sobre el tipo de cambio ilegal, el Gobierno comenzó a delinear medidas sobre fines de junio. En primer lugar, el Central  restringió la posibilidad de pagar en cuotas con tarjetas de créditos los consumos realizados en las tiendas libres de impuestos o free shop.0

De esta manera, se extendió la prohibición que ya regía para la venta en cuotas de pasajes y servicios turísticos en el exterior y de productos provenientes del exterior que se reciben por el sistema puerta a puerta.

Posteriormente, aprobó una normativa que habilita a los bancos y casas de cambios a cambiar divisas a turistas extranjeros por un monto de hasta U$S 5.000 a un tipo de cambio dólar MEP, como una forma de captar a través de canales institucionales una operatoria que se realiza mayoritariamente en el mercado informal. Fuentes de la autoridad monetaria aclararon que «el dólar de referencia es el MEP» ya que el dólar contado con liquidación es para operaciones con ingreso o egreso de divisas al país, algo que no aplica en este contexto.

Cuando se realiza una operación con CCL lo que se hace es comprar un bono en pesos en Argentina y venderlo a cambio de dólares en el exterior. Se dejan los dólares en el exterior, mientras que en el caso del dólar MEP la operación es similar pero los dólares quedan depositados en la Argentina.

En paralelo, la AFIP anunció una suba del 10% de la percepción a cuenta de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales para operaciones destinadas al consumo de dólares para viajes y gastos en el exterior, cuya alícuota pasó del 35% al 45%.