Entre 2020, 2021 y lo que va de 2022 ardió cerca de la mitad del Delta: 900 mil hectáreas

Ante el agravamiento de los incendios en el Delta, el presidente Alberto Fernández dispuso la intervención de las Fuerzas Armadas para que colabore en la lucha contra las llamas. Anunció en Twitter que activó el Comando Conjunto de Zona de Emergencia de Santa Fe, Entre Ríos y norte de Buenos Aires.

El ministro de Ambiente, Juan Cabandié, responsabilizó a productores agropecuarios de la zona, y afirmó que había presentado las denuncias correspondientes en sede judicial, pero que los jueces hasta ahora no habían tomado las medidas necesarias. “Acá hay culpables, hay 100 o menos delincuentes que están perjudicando a 5 millones de personas. Entonces, si queremos analizar esta problemática desde la perspectiva ambiental, háganlo, pero esto es un tema productivo, tiene consecuencias ambientales pero las razones de porqué tenemos estos fuegos, es un tema productivo”, declaró ante periodistas.

Desde AgendAR, tenemos que señalar que frente al avance de los cultivos, en especial de soja, en Santa Fe y Entre Ríos, es una hipótesis al menos plausible que algunos ganaderos hayan visto en las islas mínimamente habitadas del Delta superior la oportunidad de encontrar pasturas. Y el fuego es una forma muy antigua, y muy destructiva, de despejar el terreno.

Ahora, según la Constitución, no es el periodismo sino los jueces los que beben decidir sobre responsabilidades. Pero la tarea del Poder Ejecutivo no puede limitarse a presentar denuncias; eso lo puede hacer cualquier particular. Debe impedir que se comentan los delitos, y para eso no están las fuerzas armadas sino las fuerzas de seguridad.

.

El gobernador de Santa Fe, Perotti, había reclamado al presidente la “urgente intervención” de las Fuerzas Armadas. El mandatario había remarcado la necesidad de contar con asistencia y colaboración en la mitigación de los incendios de Islas del Delta del Río Paraná, que afectan particularmente a la Zona Metropolitana de Rosario.

También en Twitter, Alberto Fernández indicó el operativo que llevan a cabo las fuerzas armadas: “Se desplegaron tres helicópteros Bell Huey II, 1600 brigadistas, unidades de apoyo naval fluvial de la Armada, Batallón de Ingenieros Anfibio 121, un Batallón de Ingenieros, 2 Batallón de Ingenieros de Concepción del Uruguay, Compañía de Ingenieros y Agrupación de Ingenieros 601″.

Desde el Ministerio de Defensa se detalló que se encuentran afectadas las unidades de apoyo a la emergencia pertenecientes al Área Naval Fluvial Zárate de la Armada Argentina, el Batallón de Ingenieros Anfibio 121, Batallón de Ingenieros 1, ambos con asiento en Santo Tomé, Batallón de Ingenieros 2 de Concepción del Uruguay, la Compañía de Ingenieros con asiento en San Nicolás y, la agrupación de Ingenieros 601 de Campo de Mayo, todos ellos pertenecientes al Ejército Argentino.

Cuadro de situación

Sin lluvias a la vista, el fuego sigue devastando el Delta del río Paraná. En lo que va del año, ya se quemaron al menos 131.105 hectáreas.

La situación se ve agravada por la persistente sequía, la bajante extraordinaria del Paraná y las visibles limitaciones del Estado para enfrentar los incendios forestales.

Las quemas, además del impacto en el ecosistema generan problemas de salud pública por la cantidad de partículas contaminantes que –según la dirección del viento– contamina el aire de las ciudades ribereñas del sur de Santa Fe y el norte de la provincia de Buenos Aires.

La situación es aún más dramática en retrospectiva. Si se agregan los datos del año pasado y de 2020, cuando comenzó esta crisis, ya se quemaron unas 900.000 hectáreas, cerca de la mitad de la superficie total del delta (2,3 millones de hectáreas).

Movimientos ambientalistas, expertos de la Universidad Nacional de Rosario y ahora también el gobierno local, insisten con que hay un patrón de quemas claro, con sitios que se repiten año tras año en la misma fecha, y que eso debería permitir a la Justicia actuar contra los dueños de esos campos donde se hace mayoritariamente ganadería de islas.