Argentina podría convertirse en dos años en el primer exportador de litio

La Argentina podría sumar varios proyectos a fase de producción comercial y convertirse en el primer exportador mundial de litio. Así lo afirmaron la secretaria de Energía, Flavia Royón, que se encuentra en la comitiva que acompañó a Sergio Massa en Estados Unidos, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, e Ignacio Celorrio, presidente de Latam Lithium Americas.

La secretaría de Energía, Flavia Royón, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y, en representación del sector privado, Ignacio Celorrio, presidente de la compañía canadiense Latam Lithium Americas, coincidieron en que en dos años la Argentina puede convertirse en el primer exportador del mundo de carbonato de litio grado batería del mundo.

Hoy la Argentina ocupa el cuarto lugar exportando alrededor de 37.000 toneladas desde sólo dos desarrollos, pero podría incrementar esas exportaciones con los próximos proyectos que se sumarán a la fase de producción desde Catamarca, Salta y Jujuy, las únicas provincias del país donde hay exploraciones avanzadas de este mineral.

Los tres funcionarios participaron de un panel de las IV Jornadas de Políticas Públicas, un evento organizado por la Universidad Austral. La secretaria de Energía participó desde Estados Unidos ya que formaba parte de la comitiva del ministro de Economía, Sergio Massa.

Morales, a su vez, señaló que Jujuy exporta anualmente 17.500 toneladas de litio “y el año que viene vamos a estar exportando sólo desde la provincia alrededor de US$ 3.000 millones en litio. En 2024, Jujuy exportará US$ 4.000 millones produciendo y exportando 82.500 toneladas de litio”.

Además, el gobernador destacó que el impacto económico de las ventas al exterior del litio es más significativo porque “hace dos años la tonelada se vendía a US$ 9.000 y ahora se está vendiendo a US$ 70.000. El promedio del precio del litio en 2022 será de alrededor de US$ 50.000 por tonelada”.

Por su parte, Royón sostuvo que “en la actualidad las inversiones extranjeras directas en la Argentina muestran mucho dinamismo por las inversiones en litio”. Y agregó que “el litio puede ser un vector de desarrollo por el impacto que produce en las comunidades. Los salarios mineros son superiores al salario promedio y es un sector de muy baja informalidad”.

La secretaria de Energía, que antes de asumir también fue titular de Minería y Energía de Salta, indicó que “el contexto mundial cambió y hay una oportunidad muy grande para la Argentina en la transición energética”, y que “las exportaciones mineras son parte de la solución de los problemas macroeconómicos de la Argentina, porque tienen una balanza positiva porque son sectores netamente exportadores y es una de las agendas que llevamos con Massa a Estados Unidos”.