El gobierno lanzó nuevas versiones del Plan Gas.Ar, para alentar inversiones en gas y petróleo

El Plan Gas.AR fue una de las medidas claves de la gestión actual en el área de Energía. Sus defensores afirman que hizo económicamente viable la extracción de gas y petróleo de formaciones duras, es decir, Vaca Muerta.

Ayer, 15/9, el presidente Alberto Fernández, el ministro de Economía, Sergio Massa, y la secretaria de Energía, Flavia Royon, encabezaron el acto de presentación de la extensión del Plan Gas.Ar 4 y el lanzamiento del Plan Gas.Ar 5 para cuencas maduras. Dos herramientas que el gobierno espera permitirán incentivar la producción de gas, atraer inversiones y fortalecer a la industria nacional.

En resumen, se prevé la continuidad del programa actual hasta 2028 y la producción de 11 millones de metros cúbicos diarios que estarán disponibles para mediados del 2023.

«El Gobierno presentó el “Plan de Sustentabilidad Energética Gas.AR” con el que apunta a prorrogar hasta 2028 el programa actual, que vence en 2024, y a licitar 11 millones de m3 día que estarían disponibles para junio-julio del 2023 cuando se finalicen las obras del Gasoducto Néstor Kirchner, que transportará el fluido desde Vaca Muerta hacia los grandes centros urbanos.

“El plan 2023-2028 contempla el reaseguro y potenciación de la producción federal de hidrocarburos, el autoabastecimiento interno, las exportaciones, la sustitución de importaciones y la expansión del sistema de transporte para todas las cuencas hidrocarburíferas del país. ️Más del 60% de la generación eléctrica en nuestro país se obtiene a partir del gas. Por eso forma parte del plan de transición energética como el principal vehículo para este proceso y por ser considerado el combustible fósil menos contaminante”, explicó el ministerio de Economía que conduce Sergio Massa.

Con la presencia del Presidente Alberto Fernández, Massa y la secretaria de Energía Flavia Royón, el Gobierno presentó el Plan Gas IV que consistirá en la convocatoria a las empresas para prorrogar los contratos vigentes hasta 2024, y la convocatoria al Plan Gas V con el que se buscará asegurar la producción incremental que requerirá el abastecimiento de la primera etapa del Gasoducto que se encuentra en etapa de construcción.

Fernández aseguró que el Gobierno va a “construir un sistema legal que dé certezas al sector hidrocarburífero”, para “aprovechar las oportunidades que la Argentina no debe dejar pasar. Vamos a seguir adelante con todos los incentivos, dando la normativa necesaria que la actividad está reclamando, y vamos a exigirles inversión, producción y trabajo a quienes se beneficien con eso”.

Massa señaló que “en términos de inversión, para los próximos 5 años son USD 7.000 millones. Con el Plan Gas 4 y el Plan Gas 5 quedamos a un paso del autoabastecimiento energético, el año que viene vamos a llegar al 90% de ese autoabastecimiento. El desafío es que en 2027 la Argentina tenga en la energía el mismo peso dentro del producto bruto que la exportación de proteínas”.

La iniciativa significará USD 28.900 millones de ahorro en divisas hasta 2028, y US$ 4.800 millones en 2023. También reseñó que esa mayor actividad se reflejará en un incremento de la recaudación fiscal de US$ 3.500 millones hasta 2028 y US$ 600 millones en 2023, y la creación de 10 mil puestos de trabajo hasta 2028. En el inicio del acto, Royón afirmó que la prórroga del Plan Gas, mediante sus etapas IV y V, permitirá generar previsibilidad con contratos por cuatro años hasta 2028, lo que representará “un camino estratégico en pos del autoabastecimiento y el desarrollo energético”.

Gobernadores y empresas

Esta nueva instancia del Plan de estímulo a la producción gasífera, ya había sido anticipada a los directivos de las principales productoras que operan en Vaca Muerta, semanas atrás cuando el ministro Massa anunció en Neuquén una serie de medidas de incentivo para el sector hidrocarburífero, y de la misma manera lo hizo el viernes en Houston, Estados Unidos.

También participaron de la presentación los gobernadores de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Chubut, Mariano Arcioni; y de Río Negro, Arabela Carreras, junto a directivos de empresas petroleras.

ras el acto realizado en la Casa Rosada, el presidente de Pampa Energía, Marcelo Mindlin, señaló: “En los últimos 12 años, la Argentina importó GNL y otros combustibles por 75.000 millones de dólares. Esos dólares generaron empleo y desarrollo en otros países. El precio que se les pagó a los productores del exterior fue en promedio 14 dólares por millón de BTU, mientras que a los productores locales fue de tan solo 3 dólares.

“Con la decisión histórica de construir un nuevo gasoducto y estas nuevas licitaciones de gas que hoy presentó el Gobierno, comenzamos a revertir esta situación totalmente ilógica, generando mayor actividad económica y más empleo en el país y preservando reservas”, agregó Mindlin.

También estuvieron representadas otras empresas de hidrocarburos: Diego López (Capex); Mariano Fuentes (Exxon Mobile); Francisco Villamil (Vista Oil & Gas); Allan Blumenthal (Petrobras); Sergio Cavallin (Pluspetrol); Alejandro Ocampo (Shell); Manfred Böeckmann (Wintershall-DEA); Javier Rielo (Total Energía); Hugo Eurnekian (CGC-Compañía General de Combustible); Ricardo Markous (Tecpetrol) y Marcos Bulgheroni (Pan American Energy).

Por el sector gremial: Manuel Arévalo (sindicato del personal del petróleo de Neuquén, Río Negro y La Pampa); José Llugdar (sindicato Jerárquico y profesional de petróleo y gas privado de la Patagonia Austral) y Edgar Villalba (sindicato de Petróleo Privado Salta).

Desde el Gobierno destacaron que con este plan se busca garantizar el gas que requerirá la obra del gasoducto Néstor Kirchner que unirá Vaca Muerta con Saliqueló una vez finalizado. Se está llamando a licitación para el plan de obras del Gasoducto y de sus obras complementarias para cubrir en mayor porcentaje la demanda de gas del mercado interno de la Argentina hasta el 2028. “️Es una señal clara de previsibilidad para que podamos dar un salto cuantitativo y cualitativo en Vaca Muerta. Que las empresas puedan tomar las inversiones que se requieren para aumentar la producción y así promover la exportación de gas”.

ooooo

Por fuera de la presentación formal, Nicolás Gandini, del portal especializado EconoJournal, anticipó lo que a su entender son las claves del programa anunciado: «Los contratos vigentes se extenderán voluntariamente hasta diciembre de 2028, mientras que el precio tope para el gas de base del gasoducto Néstor Kirchner ascenderá a 4 dólares. El precio del de gas de pico llegaría a los 8 dólares. Se apunta a ampliar el mercado de exportación hacia Chile. Pero la duda es cómo se definirá qué petrolera tendrá prioridad para capturar ese negocio. Además, se pagaría por dos años un precio más alto a los productores que puedan sumar más gas desde cuencas maduras.»