“Cabildo Abierto por la Soberanía Energética”

En el parque urbano de Lima -la ciudad bonaerense cercana a la emblemática central nuclear Atucha, y donde se debate si se construirá o no la que China ofrece financiar- una cantidad importante de gremios, movimientos sociales y grupos de izquierda realizarán un Cabildo Abierto para este viernes 7 de diciembre.

Se han reunido en la Multisectorial Zárate-Campana-Baradero-Lima, y plantean una definición terminante:

“Hace 90 días, cuando el gobierno decidió dar de baja al plan nuclear y la construcción de la cuarta y la quinta central, anunciaron que iban a despedir 1000 compañeros efectivos de NA-SA …, los sindicatos de ATE, Luz y Fuerza de Zárate, Luz y Fuerza del Parana, UOCRA, etc. que representan a los trabajadores del complejo nuclear de Lima, con el apoyo de esta Multisectorial, enfrentaron los primeros 237 despidos con un extraordinario paro desde el 27 de junio al 1º de julio, y movilizaciones desde Atucha hasta la rotonda de Zarate, rechazando los despidos y defendiendo la soberanía nacional y la construcción de la cuarta central … Ahora parece haberse frenado el plan de los 1000 despidos, y la empresa pública NA-SA SA, titular de las Centrales Nucleares, hace trascender información sobre la posible iniciación de las Obras Civiles para la construcción de la proyectada quinta central comprada llave en mano a China.

Esta Multisectorial valora el haber logrado con la lucha parar parcialmente el plan de 1000 despidos, y la posibilidad de que con las obras civiles el año próximo se logren puestos de trabajo en la construcción. Y al mismo tiempo tenemos una necesidad imperiosa de denunciar las consecuencia de no construir la cuarta central nuclear con tecnología Candu en nuestra ciudad.

Discutir en serio la soberanía energética y la defensa de la industria nuclear afectada por la compra llave en mano de la quinta central.nuclear a China. La industria nuclear desarrollada en nuestro país con la tecnología Candu, la planta industrial de Agua Pesada en Neuquen, etc, son una herramienta fundamental y parte del desarrollo de la industria nacional que le de valor agregado a los productos que producimos en vez de comprar llave en mano una central nuclear que se fabrica en China. Este desarrollo es el que nos permitirá generar trabajos para realmente combatir la pobreza estructural que sufre más de un 30% de los argentinos, y así lograr soberanía energética”.