La crisis del Conicet: cómo sigue

Mientras la doctora Marina Simian terminaba su semana “movida” en una reunión a solas con el presidente Mauricio Macri, también el Conicet atravesó días agitados. Es que el directorio que lo conduce debe estar integrado por ocho miembros y un presidente, todos designados por el Ejecutivo. Sin embargo, la cabeza de la institución permanece en una situación irregular tras sufrir otra baja: renunció en forma indeclinable la doctora Dora Barrancos, representante del área de Ciencias Sociales.

Además, otros dos miembros tienen su mandato vencido y funcionan con una prórroga, pese a que ya hace un año dos científicos (Alberto Kornblihtt y Mario Pecheny) fueron elegidos por el voto de sus pares y esperan que el Ejecutivo los designe formalmente en el cargo. Por otra parte, regresó de una licencia médica el presidente del organismo, Alejandro Ceccatto, quien ya manifestó que permanecerá en su puesto hasta que le salga la jubilación.

“Mi mandato venció en julio de 2018 y se fue extendiendo, en forma interina. Pero pasó casi un año y mi sucesor, el politólogo Mario Pecheny sigue sin ser designado”, señala la socióloga Dora Barrancos. Toda esta situación irregular en la cúpula científica no es la única. En Ciencias Biológicas, hace también doce meses, fue elegido el doctor Alberto Kornblihtt. Y pese a su prestigio internacional tampoco fue nombrado.

“Hice efectiva mi renuncia al directorio como un gesto moral, para salir de esta situación irregular, de cierto default institucional. Yo dije que me quedaba un tiempo prudencial. Pero eso quedó completamente superado y estoy consternada por la situación que atraviesa el sector”. Esto es, en parte, por la deteriorada situación económica del Conicet. “A fines del año pasado, el ingeniero Jorge Aguado prometió un refuerzo de $ 500 millones para el sector, que, hasta ahora, permanecen en algún agujero negro porque esa suma no ha llegado”.

Su renuncia coincidió esta semana con el hecho de que la investigadora Marina Simian concurriera a un concurso televisivo y contara al aire que el dinero ganado lo usaría para comprar insumos básicos y seguir haciendo ciencia”. Según Barrancos, “lo más grave fue que algunos funcionarios públicos hayan felicitado públicamente a Simian por haber ganado el concurso, cuando son precisamente ellos los que fijan el presupuesto del área”.

Las autoridades de la Secretaría de Ciencia dieron a conocer la respuesta oficial a la crisis política y financiera que vive el Conicet. “Respecto a la designación de los dos nuevos miembros del Directorio, el proceso administrativo de los expedientes de ingreso llegará a término este mes”, aseguró Jorge Aguado, secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia.

También, según Aguado, se regularizará la entrega de subsidios: “los proyectos PICT, tienen una demora de tres meses; situación que estamos trabajando en conjunto con el Ministerio de Hacienda para resolver lo antes posible y volver a hacer simultáneos los desembolsos con las certificaciones del trabajo”.

Además, para atender la problemática de los costos de los insumos importados, este mes se firmará un decreto que modificará el régimen de importaciones para insumos destinados a investigaciones científico-tecnológicas. “El nuevo tramite será online y habilitará la importación puerta a puerta, además de tener costo cero de aranceles”, aseguró Aguado.