Palazzo: «La Bancaria va a afiliar a los empleados de Mercado Libre y las fintech»

Sergio Palazzo, el Secretario General del gremio de los trabajadores bancarios, cerró la semana pasada la paritaria con los bancos oficiales y privados. Logró garantizar que el salario de los 110.000 empleados de bancos no pierda frente a la inflación. Acordó un 30% de aumento que se modificará a la par del Índice de Precios al Consumidor cuando la inflación alcance a más de ese porcentaje.

Pero hay algo que trasciende el ámbito de los actuales afiliados de La Bancaria y sus familias. Palazzo, frente a preguntas del periodista Gustavo Bazzan, habría afirmado que, además de militar por el triunfo del Frente de Todos en las próximas elecciones, tiene otro objetivo.

«Voy por Marcos Galperín, el dueño de Mercado Libre. Quiero que todos los trabajadores de las fintech se encuadren como trabajadores bancarios. Si están prestando servicios financieros, tienen que estar dentro de La Bancaria, y de nuestro convenio colectivo de trabajo«.

Agregó: «No quiero solo a los trabajadores de las fintech, también a los que trabajan en un supermercado o en una estación de servicio pero dando servicios financieros, ahora que el Banco Central habilitó esas operaciones».

(La referencia del gremialista es a las “corresponsalías”. Los bancos pueden tener un mostrador en diversos tipos de comercio para gestionar operaciones básicas, como abrir cuentas, suscribir un plazo fijo, realizar sus pagos y obtener préstamos en lugares donde habitualmente llevan a cabo actividades cotidianas. Además, el Banco Central los ha habilitado a recibir depósitos en plazo fijo de personas que no son clientes del banco que los acepta).

Palazzo remarcó que está ocurriendo una tercerización de numerosas operaciones de carácter financiero, y que se están realizando fuera de las instituciones financieras. El líder de La Bancaria habló particularmente de Galperín. Quizás porque el creador de Mercado Libre -una empresa que por valor bursátil llega los 30.000 millones de dólares y supera al conjunto del sistema financiero argentino- ya se quejó abierta y públicamente del poder de los sindicatos.

Pero Mercado Libre y su controlada Mercado Pago también disgustaron a los banqueros, que se quejan de que los bancos tienen controles y obligaciones fiscales de las que Mercado Pago está libre. A los pocos días de esa queja, la AFIP obligó a Mercado Pago a realizar retenciones impositivas de las que hasta entonces estaba exenta.

Casualmente, ayer AgendAR publicó un extenso artículo sobre La economía de las plataformas en Argentina. Ahi señalamos como las plataformas digitales, desde Rappi a Mercado Libre, están cambiando la naturaleza del trabajo en Argentina. Entre otras formas, haciéndolo más precario. Parece que al menos algunos sindicatos están resueltos a luchar contra esa tendencia.