Peligra la fertilidad de los suelos en el Litoral, Santa Fe y Buenos Aires

Hay alarma entre los técnicos del mundo rural por el tema de la fertilidad de los suelos. Recientemente se difundió un trabajo realizado por Fertilizar Asociación Civil, la Unidad Integrada Balcarce (INTA) y la Facultad de Ciencias Agrarias donde realizaron un mapa de disponibilidad de nutrientes comparando la situación prístina de los suelos con la situación de los mismos en 2011 y luego en 2018. Y los resultados fueron alarmantes.

Fertilizar AC, en colaboración con UralKali Trading SIA y Nitron Group, organizó el «Taller de Potasio en Argentina» en Rosario, Santa Fe, del que participaron más de 90 personas entre técnicos, investigadores, empresas y asesores.

«Este mapa que generamos nos permite identificar temas urgentes como la materia orgánica, fósforo y PH- y temas importantes como lo son el Potasio, las bases como el Calcio y el Magnesio, y el Zinc. Pero de estos últimos, el Potasio es un macronutriente, es decir que las plantas lo requieren en grandes cantidades. No puede faltar«, comentó María Fernanda González Sanjuan, gerente ejecutiva de Fertilizar AC.

«La explotación normal extrae una gran cantidad de este elemento, por lo que se debe analizar qué impacto tienen estos niveles de remoción sobre los sistemas de producción y qué podemos prever en el tiempo, cómo manejarnos de acá en más si continuamos con esa metodología de manejo de sistemas o que cambios debemos implementar en el manejo”, agregó la directiva.

A su turno, Jorge Bassi, presidente de Fertilizar AC, dijo que esta luz de alarma es muy importante porque en el lote el potasio no avisa. «A diferencia de otros nutrientes, como el fósforo con que la Argentina tiene más experiencia, el potasio genera una oferta sostenida al cultivo hasta que se agota. En ese momento repentinamente muestra una deficiencia muy severa y revertir esta situación es costosa requiriendo de una fertilización adicional”.

También comentó que estos conceptos no estaban en los nutrientes que venían manejando y por eso desde ahora la intención es ir haciendo un trabajo que amortigüe el impacto que significaría para el productor una mala cosecha.»“La forma de descubrir la deficiencia de potasio es el análisis de suelo».

Así, Bassi confirmó que desde Fertilizar AC se entiende que se debe profundizar el conocimiento básicamente en todo lo que es el Litoral y la costa de Santa Fe en el río Paraná y la costa de la provincia de Buenos Aires.

“Sobre esas zonas estamos proponiendo hacer diferentes trabajos exploratorios porque hay que generar suficiente información local de base y un sistema de monitoreo que permita avisarles a los productores cuando están en una luz amarilla. Ahora lo que necesitamos es convencerlo que cuando este nutriente este en la luz amarilla, hay que fertilizar, no se puede esperar que el nutriente caiga por debajo de los umbrales y luego fertilizar. Acá hay que actuar antes que se caiga sino literalmente se pierde el 50% de una cosecha”.

Nicolás Wyngaard, investigador del Conicet e integrante de la Unidad Integrada Balcarce, comentó que existe un antecedente de un vecino cercano (Uruguay), cuyos suelos empezaron a registrar dramáticas deficiencias de potasio.