Una supercomputadora para el Servicio Meteorológico Nacional

Un sistema informático, único en Sudamérica, permitirá disminuir la incertidumbre en los pronósticos del clima. Una valiosa herramienta para el agro argentino y para el bienestar y seguridad de la población.

A partir de la puesta en funcionamiento de un equipo de Cómputo de Alto Rendimiento (HPC), el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) contará con un sistema de pronóstico por ensamble con veinte miembros; es decir, con datos y proyecciones originados en veinte países en lugar de sólo el nuestro, con el fin de ampliar la información prevista en precipitaciones y temperaturas. La información estará disponible en el sitio web del SMN a fines de octubre.

“La atmósfera es un sistema caótico, de predictibilidad baja o impredecible, por lo que uno no puede aspirar a determinar un estado futuro con total precisión, sino familias (de) posibles estados futuros”, explicó la directora del SMN, Celeste Saulo. Por esta razón y gracias a la nueva supercomputadora que cuenta con 4 mil núcleos distribuidos en 128 nodos de cálculo que multiplica 40 veces la capacidad de cómputo, el SMN puede hacer pronósticos por ensamble en alta resolución para tener un rango de posibilidades de lo que va a ocurrir. Con este sistema trabajan los servicios meteorológicos de los países más desarrollados.

El SMN es el único en Latinoamérica que hoy tiene esta capacidad de poder trabajar con un ensamble de pronósticos”, afirmó orgullosa Saulo durante la presentación. “En lugar de decir si va a llover o no, podremos decir que hay un 30% de probabilidades de que llueva”, ejemplificó. “Así abrís el abanico para que el usuario tenga un margen para tomar una decisión. Es un cambio conceptual, por lo que es importante educar para que ese concepto sea bien comprendido y empleado”, destacó la directora del SMN, quien también se desempeña como vicepresidenta de la Organización Meteorológica Mundial.

Este tipo de pronóstico que congrega distintas posibilidades, con una escala de lo esperable en precipitaciones o temperaturas y el promedio de esas previsiones, será útil para evitar pérdidas económicas como, por ejemplo, en el sector agropecuario ante decisiones tales como sembrar o fertilizar, como así también evitar riesgos para las personas ante eventos meteorológicos extremos.

La supercomputadora que posibilitó este cambio tiene 348 mil gigaflops, lo que equivale a una cantidad de operaciones por segundo 5 mil veces mayor que la de una computadora común, y 1.200.000 gigabytes. Se agiliza la velocidad de procesamiento, y los cálculos y modelos para hacer los pronósticos corren y se actualizan cada 30 minutos en lugar de hacerlo cada dos horas y media.

La adquisición del equipo HPC se dio en el marco del proyecto Ciencia y Tecnología para la producción del Alerta en Catástrofes Ambientales (CyT Alerta) del consorcio conformado por el SMN, el Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera de la UBA y el Conicet, y las empresas INVAP y Frontec. El consorcio obtuvo un fondo de 133 millones de pesos tras la convocatoria de 2016 del entonces Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva destinada a un proyecto para el desarrollo de sistemas para la detección temprana y pronósticos de catástrofes asociadas con fenómenos meteorológicos.

La distribución de ese presupuesto, que ya está ejecutado en su totalidad, correspondió en un 88% al SMN; un 6% al CIMA, que también adquirió una computadora de 480 núcleos de procesamiento (representa un aumento del 330% en la capacidad de cómputo de ese instituto): un 4% fue a INVAP para añadir valor agregado predictivo a la información generada en tiempo real por los radares del SINARAME (Sistema Nacional de Radares Meteorológicos), provistos mayormente por la empresa barilochense, y un 2% a la plataforma de servicios de INVAP para el productor agropecuario, Frontec.

“Con datos queremos achicar las brechas agronómicas entre lo que se puede lograr ante la misma situación de tierra y clima (pero sin información), (lo que) puede llevar a la pérdida de un 50% de rentabilidad”, aseguró el presidente de Frontec, Guillermo Salvatierra, durante la presentación de los avances del proyecto del consorcio.

Celeste Saulo, la 1° mujer directora del SMN