Finalmente, el INTA tiene presidenta: Susana Mirassou

Con una impronta en la planificación estratégica y la evaluación, Susana Mirassou es la primera mujer en presidir el INTA. La acompañará Tomás Schlichter como vicepresidente. Su agenda está enfocada en la contribución al desarrollo sostenible, el cuidado del ambiente, la competitividad, la generación de valor agregado y la lucha contra la pobreza y el hambre, desde el aporte que pueda hacer la institución.

El anuncio fue formalizado mediante el decreto 93/2020. Diana Guillén, jefa de Gabinete del ministro Basterra, y Carlos Parera, director nacional del INTA, le dieron la bienvenida en la sede central del instituto, ubicada en Capital Federal. Guillén expresó: “Estoy muy contenta porque Mirassou es una persona que siempre está pensando en el desarrollo del país”. Además, destacó que “no es menor que sea la primera presidente mujer de un organismo como el INTA”.

“El ministro Basterra habla de equidad social y de unidad en el territorio y, en esto, el INTA es un actor fundamental”, afirmó Guillén. “El ministro señala la importancia del trabajo en conjunto, entre todos, enfocados en un proyecto nacional”.

La flamante presidenta declaró: “La Argentina necesita crecer con equidad social, aumentar las exportaciones y así generar divisas”, y agregó: “Para esto debemos trabajar articuladamente el sector público y el privado potenciando sinergias y promoviendo innovaciones tecnológicas”.

“El INTA tiene que sumar e interactuar con el conjunto de las instituciones, con todas las entidades representativas del sector agroalimentario, siendo clave el rol de la agricultura familiar, las universidades, ciencia y técnica, desarrollo social, ambiente y todas las áreas con las que tengamos que trabajar conjuntamente en los territorios. Transitar juntos una gran avenida de diálogo, reflexiones críticas de lo que debemos corregir y reparar, acuerdos y agendas compartidas”.

Mirassou es ingeniera agrónoma (Facultad de Agronomía de la UBA), Magister Scientiae en Economía Agraria (FAUBA-INTA) y doctora en Ciencias Sociales (FLACSO), en cuya tesis abordó la gestión integral de los recursos hídricos.

Ingresó al INTA en 1988 como becaria en el Instituto de Economía y Sociología Rural. A lo largo de su paso por la institución trabajó en Economía de los Recursos Naturales y Sustentabilidad, se desempeñó como gerente de Seguimiento y Evaluación y, desde 2007 a 2019, fue directora nacional asistente de Planificación, Seguimiento y Evaluación.

Tuvo una destacada participación en misiones internacionales, como la exploratoria al Max Planck Institute, Alemania, y a Laos, Camboya y Tailandia para identificar oportunidades de cooperación técnica, Mirassou también se desempeñó como subgerente de Evaluación y Acreditación en Ciencias Básicas, Aplicadas y Tecnológicas del CONICET.

Asimismo, la presidenta del INTA es miembro de la American Evaluation Association, la Asociación Argentina de Economía Agraria y participó en numerosas reuniones de actualización, conferencias, seminarios y cursos de posgrado como expositora, coordinadora o asistente en temas relacionados con procesos de evaluación en ciencia y técnica, retornos económicos de la investigación y transferencia de tecnología, eficiencia en el uso de los recursos destinados a investigación, el desarrollo sustentable y la conservación de los recursos naturales.

Por su parte, Tomás Schlichter es ingeniero agrónomo (Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires) y doctor en Ciencias Forestales (Universidad Georg – August, Goettingen, Alemania Federal), en cuya tesis abordó el desarrollo de un modelo de simulación de ciclo del agua en un ecosistema de bosque de hayas.

Schlichter fue coordinador del Programa Nacional de Investigación Forestal del INTA –hasta 2014– y profesional asociado del instituto –hasta 2017–. Entre otras actividades destacadas, se desempeñó como consultor para el Programa ONU-REDD+ (programa de colaboración de las Naciones Unidas para la Reducción de Emisiones de la Deforestación y la Degradación de los bosques en los países en desarrollo), sobre causas vinculadas con la deforestación y degradación de bosques en Argentina, y fue consultor en Impactos de la ley 26331, de Conservación de Bosques Nativos en la Argentina.

Con una fuerte impronta en la planificación y la evaluación de proyectos, Susana Mirassou es la primera mujer en presidir el INTA junto con Tomás Schlichter como vicepresidente.