El Estado pagará 10 mil pesos a trabajadores informales y monotributistas. Cómo y cuando

El Gobierno anunció el pago de 10 mil pesos para trabajadores informales y monotributistas clases A y B afectados ante la cuarentena por coronavirus. Se hará por única vez en abril en el marco de un programa «Ingreso Familiar de Emergencia». El universo comprendido es de 3,6 millones de hogares. También se analiza un bono de 30 mil pesos para todos los trabajadores de la salud.

Los anuncios iniciales se hicieron ayer en una conferencia de prensa de los ministros de Economía y de Trabajo desde la quinta de Olivos. «Queremos asegurarnos que todos los argentinos queden protegidos ante esta crisis», dijo Martín Guzmán. «Esto es para familias que no tengan ningún tipo de ingreso», expresó Claudio Moroni.

Según se explicó, las medidas que fueron tomadas para «preservar la salud de los argentinos y enlentecer la propagación del Covid-19, implicaron un impacto para la economía, y en especial para los sectores más vulnerables: para muchas personas significa no poder trabajar y por lo tanto no tener ingresos».

Esta ayuda será para todos los «monotributistas sociales, trabajadores informales, beneficiarios de Asignación Universal por Hijo o Embarazo o planes PROGRESAR». Se busca incluir a la mayoría de los trabajadores de casas particulares, que trabajan en hogares y ahora están impedidos de movilizarse. «Podrán tramitarlo los trabajadores de casas particulares que no inscriptos en el régimen tributario».

Esto significa, en principio, que el personal dedicado a tareas domésticas que está en blanco y hace aportes no entra en este programa.

Moroni explicó que para acceder al bono, que «beneficiará a 3,6 millones de familias», los monotributistas y trabajadores de la economía informal «no deberán tener ningún otro ingreso, patrimonio importante ni rentas financieras». Para esto se tomará en cuenta no sólo al solicitante sino a su grupo familiar.

Es probable, incluso, que esto conduzca a un «censo virtual» de trabajadores no registrados. Pero el objetivo principal del anuncio fue tratar de llevar tranquilidad a los que viven de «changas», una expresión que usa habitualmente el ministro de Desarrollo Social -Daniel Arroyo- para definir a un obrero de construcción informal, un taxista o una profesora particular.

Como se hará:

El sistema va a ser muy simple, habrá una página web donde inscribirse en 10 o 15 días; será para los argentinos nativos o naturalizados, o residentes legales «, informó Moroni. Los extranjeros deberían acreditar más de dos años de residencia.

Quienes no tienen ahora cuenta bancaria para depositarles el importe podrán abrir la llamada Cuenta Universal gratuita en todos los bancos del sistema, o hacer el retiro del dinero en efectivo en los cajeros del Banco Nación. Otra modalidad sería el pago a través de correo.

La idea original del Gobierno es que esto sea «por única vez», en abril. Pero podría repetirse en mayo si el aislamiento continúa.

Otras medidas:

Como ya se informó, los jubilados y pensionados que perciben el haber mínimo recibirán por única vez un bono de $ 3.000. Aquellos que estén por debajo de $ 18.892 cobrarán la diferencia entre su haber y este monto.​

El 6 de marzo se establecieron precios máximos por 30 días (prorrogables) para un conjunto de productos alimenticios, de higiene personal, medicamentos e implementos médicos.

En los próximos días, el Gobierno dará precisiones sobre la asistencia a empresas para el pago de sueldos.