La pandemia puso pausa al comercio mundial de carnes

La pandemia del coronavirus pegó fuerte en las exportaciones de carne argentina. Según el último informe del Rosgan (el mercado de ganadería de Rosario), la actividad industrial por el momento sigue sostenida por el mercado interno.

“Si bien las compras en comedores y restaurantes también se verán resentidas producto de la cuarentena vigente, la venta de carne en supermercados y carnicerías –que en nuestro país concentra la mayor proporción– se sostiene, al menos por el momento”, indica el reporte.

No obstante, advierte que aquellas plantas orientadas básicamente a la faena de novillos de exportación, y en especial las que trabajan cortes Hilton sufrirán muy fuerte esta desaceleración. La situación generará una sobreoferta de carne en el corto plazo que podría terminar impactando en los precios internos.

Varios frigoríficos ya han comenzado a manifestar esta retracción en sus compras de novillos. Paradójicamente, la rueda sigue girando y hoy la exportación nuevamente centra su esperanza en China, que de a poco vuelve a concretar operaciones.

Estados Unidos: los procesadores de carne aumentan la producción, en una carrera por asegurar el abastecimiento. Según un informe del Rosgan, que cita un reporte de Bloomberg, mientras los restaurantes estadounidenses cierran en medio de los esfuerzos para detener la propagación del coronavirus, los consumidores se apresuran a ir a las tiendas de comestibles para abastecerse de alimentos.

En este contexto, la carne fresca no logra ser reabastecida al ritmo que impone la demanda.

Brasil. Los frigoríficos brasileños dejan de faenar debido al coronavirus. Según informó Valor Económico, JBS cerrará cinco frigoríficos de un total de 37. Minerva anunció que cerrará 20 días las plantas de Janaúba (Minas Gerais) y José Bonifácio (San Pablo) y dos en Mato Grosso: Mirassol D’Oeste y Paranatinga.

En el caso de Marfrig, la segunda industria de carne más grande en Brasil, todavía no existe la determinación de paralizar las plantas debido al coronavirus. Pero la compañía ha estado monitoreando los impactos de la pandemia en forma diaria y no se descarta que, en los próximos días, las unidades tengan sus operaciones suspendidas.

Paraguay. Se produjeron los primeros cierres transitorios de plantas de faena por la pandemia. El Frigorífico Guaraní que decidió cerrar por 15 días con el fin de evitar la propagación del coronavirus. El presidente de la empresa, Luis Pettengill, aseguró que la prioridad de la empresa “es mantener la salud de los funcionarios y los clientes”. Instó al resto de la industria a imitar la medida.