viernes 30 de octubre de 2020 14:09

Hielo reciente en la superficie y un océano en el interior de Encelado, una luna de Saturno

El océano de Encélado sigue activo. En estas imágenes infrarrojas detalladas de la luna helada de Saturno, las áreas rojizas muestran la presencia de hielo reciente que se ha depositado en la superficie.

Son la prueba de la actividad de su océano interior, una de las razones por las que esta luna alienígena está en los primeros puestos en el ranking de candidatos a haber hospedado formas vivas en algún momento de su desarrollo.

Encélado es el sexto satélite más grande de Saturno, de unos 500 km de diámetro. Desde las primeras fotos de la sonda Voyager 2, lanzada en 1977, despertó la atención de los investigadores.

Los científicos de Cassini descubrieron en 2005 que Encélado, la bola de nieve blanca brillante y altamente reflectante que orbita Saturno, lanza enormes columnas de granos de hielo y vapor procedentes de un océano que se encuentra debajo de la corteza helada. Habían detectado los géiseres que emanan del sur de Encélado y la espuma marina congelada que se libera a través de grietas en el hielo que cubre la superficie de la luna alienígena.

Ahora, este nuevo mapa espectral muestra que las señales infrarrojas se correlacionan claramente con esa actividad geológica, que se ve fácilmente en el polo sur. Ahí es donde la llamada «franja de tigre» rompe el hielo y emana el vapor del océano interior.

Los datos de este mapa espectral global de Encelado han sido recogidos por el espectrómetro de mapeo visual e infrarrojo (VIMS) de la sonda de la ESA Cassini. La misión terminó cuando la nave espacial se sumergió intencionalmente en la atmósfera del planeta, pero aún se están realizando nuevos descubrimientos con los datos.

Durante la vida de la misión, Cassini sobrevoló Encelado 147 veces, con 23 encuentros cercanos de la luna helada. El espectrómetro de mapeo visual e infrarrojo (VIMS) recopiló datos que pueden utilizarse para revelar información sobre la temperatura y composición de la superficie, así como los tamaños y cristalinidad de los granos de hielo.

La misión Cassini es un proyecto de cooperación entre la NASA, la ESA (European Space Agency) y la agencia espacial italiana ASI.