Crecen en nuestro país hasta 50% las ventas de ‘carne’ y ‘leche’ vegetales

Será un mercado global de US$ 140 mil millones en 2029. McDonald’s anunció su ‘McPlanta’ para el 2021. Y las empresas argentinas se están subiendo a esta tendencia global.

La Argentina se presentaba como “el país de la carne” pero cada vez más se amplía la oferta de productos a base de plantas como alternativa a la parte proteica de los platos. Ya no se trata sólo del consumo de vegetarianos o veganos, sino que ganan lugar los “flexitarianos”, personas que si bien pueden comer productos y derivados de animales, buscan sumar a la dieta más alimentos de origen vegetal.

Bajo ese escenario, las grandes empresas lanzaron en el último año nuevas líneas de hamburguesas o medallones a base de lentejas o garbanzos y las lácteas tradicionales avanzan -aunque con demora en la comparación internacional- en la producción de “leches vegetales” como las de almendra y arroz, además de la de soja.

Hasta McDonald’s anunció a la bolsa de Nueva York esta semana que presentará una línea con alternativas a la ‘carne’ llamada “McPlanta” en 2021 y que incluirá sustitutos a la carne vacuna y el pollo.

Un informe de Plant Based Foods Association (PBFA) y The Good Food Institute destaca que las ventas minoristas de estos alimentos crecieron 11,4% en Estados Unidos en el último año y su valor total de mercado alcanza los US$ 5 mil millones de dólares. Según Barclays, los pronósticos de consumo de alternativas a la carne pueden llegar a US$ 140.000 millones en 2029 a nivel global.

En San Martín, provincia de Buenos Aires, para Vegan Nature las ventas crecieron un 50%, lo que los llevó a ampliar la producción con una inversión de $ 20 millones en su planta de San Martín. Con ese impulso, la capacidad de producción aumentará un 400% y perfilará el negocio al mercado de exportación.

Tan sólo en 2020 la categoría se incrementó en más de un 50%

«Es por ello que tuvimos que ampliar nuestra infraestructura, porque estábamos al tope de la capacidad. Este es un mercado donde la innovación es permanente y que nos exige poder sumar nuevos productos para una demanda hiperexigente”, dijo Francisco Piñero Pacheco, presidente de la empresa.

La start up chilena NotCo tiene más de un año en este país y produce versiones basadas en plantas de mayonesa, leche, hamburguesas y helado para el mercado local. “El 5% de las personas adultas se declaran vegetarianas o veganas; el 10% vegetarianos flexibles -ocasionalmente pueden comer pescado, por ejemplo- y el 65% flexitarianos. Consumen de todo pero son conscientes de que hay que reducir el consumo de carne por salud y sustentabilidad”, explica Mauricio Alonso, Country Manager de NotCo Argentina.

En Estados Unidos el 10% de las leches son vegetales. Argentina estaba por debajo del 1%

“Hay un crecimiento acelerado pero venía retrasado”, admite Alonso. En el país hay muchos microemprendedores que abastecen canales como dietéticas pero hay mucho mercado por ganar en las góndolas de los supermercados. Existe una Cámara de Productores de alimentos a base de plantas que nuclea a unas 80 empresas PyMEs.

Protestas

Mientras que el Gobierno revisa el acuerdo con China para la producción masiva de cerdos en el país por la presión social, aunque se consolida el modelo de feedlots vacunos y factorías avícolas con vacíos sobre el bienestar animal, desde organismos internacionales como Naciones Unidas o la Organización Mundial de la Salud se impulsa cada vez más el consumo de vegetales.

“La industria tradicional fuerza la producción de animales y el crecimiento para acelerar la llegada al matadero”, remarca Alonso. El modelo de producción de NotCo se basa en un algoritmo y usa la capacidad ociosa de las plantas. “Nuestra principal competencia es el cambio climático”, asegura y aclara que se puede tener una dieta a base de plantas pero con alto contenido proteico.

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) también participa de la generación de estos productos, como en el caso del dulce de “leche” que desarrolló con la empresa Las Quinas, que recibió un premio de la Asociación de Profesionales de Salud y Alimentos en “dulces”. Este dulce de leche, a base de plantas y sin ingredientes de origen animal, es apto no sólo para vegetarianos o veganos sino también para quienes presentan intolerancia a la lactosa y celíacos.

La “food tech” Frizata, creada en 2019 por José Robledo y Adolfo Rouillon, apunta a vegetales congelados y plant-based o “meat free” con hamburguesas y empanadas, entre otros productos. Para explicar su estrategia citan un estudio del National Frozen & Refrigerated Foods Association que encontró que la mayor demanda de alimentos congelados actualmente se da entre los consumidores de 35 a 44 años, atraídos por el el flexitarianismo y la tendencia a reducir el consumo de carne.

El Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina marca que casi 1/3 de los consumidores está reduciendo su consumo de carnes

Lo hacen más las mujeres y todavía más los jóvenes entre 16 y 25 años. Otro informe, de Ingredion, proveedor para el mercado de soluciones de ingredientes, y la consultora Opinaia, marca que el 90% de los consultados en la región estaría interesado en consumir alimentos plant-based, impulsado por el deseo de comer más sano y cuidar la salud. Más de un tercio de los sudamericanos se identifica con alguna corriente alternativa de alimentación.