El debate en curso: quiénes recibirán antes la vacuna contra el coronavirus

Se definirá un “corte” en la población que tome en cuenta la edad y las enfermedades preexistentes. El criterio parece sencillo, similar al de la vacuna contra la gripe. PERO muy probablemente las exigencias y el costo de la distribución serán mucho más elevados. El estado nacional y los provinciales enfrentan un desafío.

«¿A quiénes vacunar primero contra el coronavirus? Se dice con liviandad “al personal de la salud y los otros grupos de riesgo”. Quiénes son «los otros», es un tema en estudio. Se sabe que habrá un corte, una línea que dividirá aguas y se trazará en un lugar finito. Dos variables bastante obvias, de naturaleza opuesta pero peso comparable ejercen presión:
1) La radiografía de las muertes por Covid en el país, es decir, a partir de qué edad crecieron más los decesos y qué enfermedades empujaron peores efectos,
2) la mundana realidad de cuántas vacunas llegarán al país.
El proyecto del Presupuesto 2021 detalla que se vacunará contra el Covid-19 a 11 millones de personas.
Para ser exactos, 11.214.921. En el Ministerio de Salud explicaron que en realidad es una cifra “de mínima”, calculada hace tiempo, que se irá incrementando en función de los recálculos, es decir, cruzando «necesidad» y «posiblidades». El objetivo es que se puedan vacunar 28 millones de personas. Pero persiste el debate sobre los grupos prioritarios.
.
El tema de la edad no es menor y constituye un buen ejemplo para entender el brete en el que están sumidas las autoridades a cargo de definir “el corte”, tomando las palabras de Iris Aguilar, jefa del Departamento de Inmunizaciones de Mendoza, quien habló hace unos días.
.
Entonces fue clara: “Los representantes de Inmunizaciones de todas las provincias nos comunicamos todos los lunes. Tenemos claro que la distribución va a ser equitativa de acuerdo a la población, y homogénea. Se sabe que primero se va a vacunar el personal de la salud y las fuerzas de seguridad, pero no está claro qué enfermedades asociadas se van a tener en cuenta para menores de 60 o 65 años. No está determinado el punto de corte y las comorbilidades”.
.
Una aproximación (basada en datos estadísticos a julio de 2020 de la CIA, la central de inteligencia estadounidense) arroja una diferencia de algo menos de 2 millones de personas, según si por grupo de riesgo se entiende a los mayores de 60 o a los mayores de 65. Precisamente, 65 es la edad desde la que arranca anualmente la campaña de vacunación antigripal. ¿Será igual con el Covid?
.
Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), explicó que “esta es una discusión dinámica: se basa en la cantidad de dosis disponibles y en cuántos son realmente los números en cada uno de los estratos”.
.
Idealmente, opinó, habría que vacunar “a los mayores de 60, al personal de la salud, y luego avanzar con otros grupos: menores de 60 con diabetes y con sobrepreso, que son los factores de riesgo más importantes. Otros factores que pueden contribuir pero no están tan asociados a la mortalidad por Covid son el asma y la insuficiencia renal”.
.
El médico remarcó que “la decisión no está tomada todavía. El Ministerio está trabajando con la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn) y con grupos de expertos de todas las sociedades científicas para establecer un plan de vacunación”.
.
En una nueva charla, Aguilar expresó que “lo de la edad tiene que ver con la revisión de evidencia disponible sobre la mayor morbimortalidad, es decir que no es una cuestión de preferencias”. Aclaró que “la propuesta específica sobre esos cortes en función del análisis de la evidencia disponible lo hará la CoNaIn”.
.
Pero, a diferencia de Sued, la experta esbozó que entre los grupos de primeros vacunados “seguramente entrarían los pacientes oncológicos”.
.
No es un tema menor. Las últimas estimaciones de la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer (IARC) indican que Argentina tiene 129.000 nuevos casos de cáncer por año, es decir, una tasa de incidencia media-alta de 218 casos por cada 100.000 habitantes. Estamos séptimos en América latina.
.
Según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (2019), la prevalencia de diabetes o glucemia elevada por autorreporte pasó de 9,8% en 2013 a casi 13%, en concordancia con el crecimiento del sobrepeso y la obesidad, uno de los temas más preocupantes de la salud de los argentinos, que afecta a casi el 62% de la población.
.
Sin embargo, mientras muchos expertos de la salud no paran de advertir que estos números habrán empeorado cuando se los evalúe en la post-pandemia (por la demora en los chequeos y la suspensión de los tratamientos), vale la pena mirar las individualidades detrás de las cifras.
.
Por lo pronto, Aguilar explicó que cada lunes, en las reuniones que llevan adelante para evaluar la forma que debería tener la campaña de vacunación, los representantes provinciales discuten mayormente cuestiones “operativas y de logística”, un tema central, considerando que, según la vacuna que llegue primero al país (y que apruebe la ANMAT, requisito ineludible que a veces queda olvidado), el requerimiento logístico de guarda y transporte puede ser entre complicado y complicadísimo.
No es lo mismo conservar una vacuna a solo 2 grados bajo cero que a 80 grados bajo cero.
Mientras desde el área de Salud porteña explicaron que, respecto de estas cuestiones, aguardan las «definiciones de Nación», desde el gobierno no bonaerense reiteraron lo que ya se sabe: «Puntualmente nosotros vamos a intentar empezar por personal de salud y seguridad, y personas pertenecientes a grupos de riesgo, ya sea por edad o enfermedades preexistentes».
.
Por fin, desde el Ministerio de Salud de la Nación no pudieron dar precisiones. Dijeron que, por ser aspectos centrales, están «en evaluación”, y señalaron la complejidad de preparar una campaña inédita, como la que seguramente vendrá.»