Y-TEC: «Buscamos empezar a producir aquí celdas y baterías de litio»

El presidente de Y-TEC, la empresa de base tecnológica perteneciente a YPF y al CONICET, Eduardo Dvorkin, habló del proyecto de la compañía para crear una planta de escalado real de baterías y celdas de litio, en la que avanza en articulación con la Universidad Nacional de La Plata.

Eduardo Dvorkin es uno de los tecnólogos actuales con mayor prestigio de la Argentina y con alto reconocimiento a nivel internacional, y entre sus últimas producciones está el desarrollo de un grupo de investigación y desarrollo PyME que trabajó junto a INVAP en sus proyectos satelitales.

De base, su formación es ingeniero electromecánico por la Universidad de Buenos Aires, pero luego se doctoró como PhD in Mechanical Engineering, en el prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT). Además fue miembro de la Scientific Committee de la European Scientific Association for Material Forming (ESAFORM), en el año 2007.

El presidente de Y-TEC, se refirió, además, al aumento de participación del Estado en empresas de base tecnológicas, fijado por decreto por el Poder Ejecutivo que autoriza mayor injerencia del CONICET en las futuras EBTs.

«Esto le va a permitir al Estado a ir más decididamente a la formación de empresas de base tecnológica lo que es muy bueno, porque son necesarias para aumentar el valor de la producción argentina, y porque el Estado es el gran impulsor posible en todo el mundo y en nuestro país que es de capitalismo tardío», consideró Dvorkin.

Dvorkin citó a la estatal rionegrina de alta tecnología, INVAP, como modelo de desarrollo: «INVAP es un ejemplo muy alto. A futuro no se si serán diez o dos empresas de base tecnológicas, pero es absolutamente necesario que tengamos más empresas como esa».

«Las Empresas de Base Tecnológicas existentes tuvieron un gran impacto, por ejemplo en la industria satelital, que no es pensable sin INVAP», dijo Dvorkin, y destacó que «lo interesante es que INVAP actuó como un articulador de una importantísima red de PyMEs y de laboratorios de investigación«. «INVAP tiene una enorme función al movilizar una amplia red de recursos tecnológicos», consideró Dvorkin.

Dvorkin también valoró el rol de Y-TEC por su peso en el tema de las energías, como petróleo y gas, en el rol de desarrolladora de tecnologías para aumentar la participación argentina en la producción de gas, y en particular en el no convencional en Vaca Muerta.

Además, destacó que la empresa trabaja en la tecnología de nuevos tipos de energías como con el desarrollo de las baterías de litio, hidrógeno, y también desarrollando productos para la producción agraria como inoculadores para que las plantas absorban mas nitrógeno.

«Y-TEC tuvo un rol importante apoyando, no desarrollando, con ingeniería industrial el desarrollo del NEOKIT«, explicó Dvorkin, y aseguró que «nuestro propósito es establecer una planta de escalado real de baterías y celdas de litio que sirva para electrificar una decena de colectivos anualmente», y en este sentido, dijo que «estamos tratando de demostrar que el camino de la tecnología de avanzada es posible y lo vamos a hacer».

Eduardo Dvorkin, presidente de Y-TEC