La Organización Mundial de la Salud autorizó el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer/BioNTech

La autorización de la OMS servirá para que países sin entidades de homologación propias puedan comenzar a aplicar esta vacuna.

“Este es un paso muy positivo para garantizar el acceso global a las vacunas contra la COVID-19”, aseguró la doctora Mariangela Simao, subdirectora general de la OMS para el Acceso a Medicamentos y Productos Sanitarios, al tiempo que resaltó “la necesidad de un esfuerzo mundial aún mayor para lograr un suministro de vacunas suficiente para satisfacer las necesidades de las poblaciones prioritarias en todas partes”.

Simao afirmó que la OMS “trabaja día y noche para evaluar otras vacunas que han alcanzado estándares de seguridad y eficacia”. En este sentido, animó “a más desarrolladores a que se presenten para revisión y evaluación”, dado que esto es “de vital importancia” para asegurar el suministro necesario para todos los países del mundo y “detener la pandemia”.

La organización admitió que el inoculante, con una eficacia en torno al 95% en los ensayos clínicos, presenta desafíos para su uso, debido a la necesidad de ser almacenada entre entre 60 y 90 grados bajo cero.