C.A.B.A., Costa Salguero y Punta Carrasco: el plan de Rodríguez Larreta y las audiencias públicas

El proyecto del Jefe de Gobierno que fue aprobado en primera lectura por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires rezonifica estos predios para que se puedan hacer torres. Pero la casi totalidad de los que se inscribieron para participar en las audiencias públicas -es decir, de los que se interesaron en participar- lo rechaza.

Hasta el final de 2020, hasta el martes 29/12, las voces de los vecinos y las vecinas de la Ciudad, de las organizaciones sociales y de los colectivos barriales se hicieron escuchar con fuerza en la Legislatura porteña, en una audiencia pública récord y que despertó un interés ciudadano inédito. Hubo 7.000 inscriptos. La importancia del proyecto de ley que se debate lo justifica: pretende la rezonificación de dos importantes franjas de tierras públicas para que se puedan hacer edificios, Costa Salguero y Punta Carrasco, en la ribera del Río de la Plata, en Costanera Norte.

Debido a la cantidad de inscriptos, la Dirección General de Gestión y Participación Ciudadana de la Legislatura desdobló las audiencias en 29 jornadas. El martes se llevó a cabo la número 15, que fue la última de 2020. Lo que se ha escuchado hasta el momento es, masivamente, un rechazo al proyecto del Gobierno porteño. Y las audiencias siguen en 2021.

Las objeciones

En general, los y las participantes, reclaman la necesidad de recuperar esas tierras para contar con más espacios verdes en una ciudad que, en los últimos 12 años, no incrementó metros verdes por habitante. Además, muchos hicieron hincapié en la recuperación del acceso al río y criticaron este proyecto que implicaría una nueva barrera.

El final de las concesiones dePunta Salguero y Punta Carrasco es la oportunidad para que la Ciudad recupere el control de esas tierras costeras. Foto Guillermo Rodríguez Adami

El final de las concesiones dePunta Salguero y Punta Carrasco es la oportunidad para que la Ciudad recupere el control de esas tierras costeras. Foto Guillermo Rodríguez Adami

La actriz Cristina Banegas fue una de las vecinas que participaron en las audiencias y consideró que el Río de la Plata y el horizonte «forman parte de la poética de Buenos Aires y no podemos renunciar a ella de ninguna manera«. Destacó la relación posible de los vecinos con la naturaleza que implica la ribera: «Pensar, escribir, jugar, bañarse, estudiar en las orillas de nuestro río».

Hay también quienes hicieron foco en el aspecto legal de una ley que precede a la que se está tratando en este momento. En diciembre de 2019 la Legislatura porteña votó a favor de que las tierras en cuestión pudieran venderse. Sin embargo, esa ley se encuentra judicializada y rige una cautelar que impide a la Ciudad disponer de esos predios.

La Costanera Norte es uno de los pocos puntos de la Ciudad en los que se tiene una vista abierta del Río de la Plata. Foto Guillermo Rodríguez Adami

La Costanera Norte es uno de los pocos puntos de la Ciudad en los que se tiene una vista abierta del Río de la Plata. Foto Guillermo Rodríguez Adami

El artículo 8° de la Constitución de la Ciudad dice que los «espacios que forman parte del entorno ribereño son públicos y de libre acceso y circulación«. Situación que además reafirma el PUA (Plan Urbano Ambiental), que en su artículo 9°, inciso 4, establece que se debe «destinar a uso público los predios de dominio estatal que se desafecten en las riberas».

El colectivo «Arquitectas en defensa de las tierras públicas» viene haciendo un seguimiento de los discursos de todas las personas que participan en la audiencia. «Es abrumador, casi el 98% de quienes hablaron se manifiestan en contra de este proyecto. Las audiencias públicas no son vinculantes pero no me parece ético ignorar la opinión pública. Con argumentos jurídicos, ambientales e incluso emotivos, los participantes tienen muchas cosas para decir. Las audiencias no deben ser consideradas por los legisladores como una simple escenografía», dice la arquitecta Bárbara Rossen, integrante del colectivo, quien además participó en el debate.

Ya se hicieron 15 de las 29 jornadas de la audiencia pública, un paso obligatorio antes de la aprobación final del proyecto en la Legislatura. La mayor parte de los participantes se opusieron al plan. Foto Guillermo Rodríguez Adami

.

El proyecto del Ejecutivo porteño

El gobierno de la Ciudad propone la construcción de un nuevo barrio en estas tierras, con edificios de usos mixtos -oficinas, viviendas, locales comerciales- de hasta 9 o 10 pisos, limitados en altura por la operación del Aeroparque porteño.

En la primera franja de tierra junto al río planean hacer un parque de acceso público e irrestricto; además, con oferta de servicios gastronómicos y culturales. Según la visión del Ejecutivo porteño, la diversidad de ofertas promueve un uso más intensivo.

«La mixtura de usos garantizaría que los espacios se usen todos los días, la mayor parte del día. Pero más allá de este argumento, que podría ser atendible, el proyecto del Ejecutivo empeora la situación actual. Las concesiones, en algún momento, terminan. Pero la venta es para siempre y creo que la gente que participa de las audiencias también reclama esto, que la Ciudad reasuma el control sobre tierras que les pertenecen a todos los vecinos«, opina Federico Poore, investigador en temas urbanos.

"La gente que participa de las audiencias reclama que la Ciudad reasuma el control sobre tierras que les pertenecen a todos los vecinos", opina Federico Poore. Foto Guillermo Rodríguez Adami

 

Poore analizó además un tema vinculado a la crisis habitacional: «La Ciudad tiene un déficit brutal, pero cuando se presenta este proyecto el Ejecutivo no se plantea cómo resolver esta problemática, sino que deja la situación en manos de inversores privados. Así como se piensa en usos mixtos (bares, restaurantes, oficinas, entretenimiento, viviendas, hoteles, etc.), que el concepto se traslade a las viviendas y que haya una mixtura social».

Un proyecto alternativo

La normativa del Distrito Joven, desde Ciudad Universitaria hasta Costa Salguero, sancionada en 2018, dividía el área en 5 zonas, siendo las zonas 4 y 5 correspondientes a Punta Carrasco y Costa Salguero, con un Parque como cabecera del nuevo distrito U14 del Código Urbanístico de la Ciudad.

Graciela Novoa y Rosa Aboy, por el Colectivo de Arquitectas, plantean «El proyecto de Ley sancionado en primera lectura, al que hacemos referencia, modifica los indicadores urbanísticos de la U14 paraposibilitar la construcción de bloques de vivienda de 29 metros de alto sobre la Avenida Costanera, en la margen que da al Río de la Plata, clausurando definitivamente la posibilidad de que la rambla sea parte de un gran parque público y tapando la línea de costa desde la Costanera.

Proyecto. La propuesta ganadora del concurso para intervenir la franja costera de la Ciudad de Buenos Aries.

La propuesta ganadora del concurso para intervenir la franja costera de la Ciudad de Buenos Aries.

Los días previos a la votación, el tema tomó una relevancia pública y mediática inesperada, inclusive para los propios legisladores de CABA. Costa Salguero es todavía un fenómeno viral que se esparció en pocos días con dos hashtags: #NoalaVentadeCostaSalguero y #ElHorizonteNoSeVende.

Desde nuestro conocimiento como profesionales de la disciplina, decidimos ser parte activa del debate. En sólo 72 horas conformamos un colectivo de arquitectas de la actividad privada, la universidad, la función pública, las asociaciones civiles y profesionales. Días antes de la votación hicimos llegar a los legisladores una carta firmada por 342 arquitectas pidiendo que el Proyecto de Ley sea desestimado. Creamos una petición de Change.org y ya superamos las 8000 adhesiones.

Fuimos consultadas por los mismos legisladores e invitadas por diferentes medios a exponer nuestros argumentos. También nos dimos cuenta (y con pesar) de lo poco que se sabe y se habla de políticas de suelo, y que ese vacío es una oportunidad para quienes especulan con la tierra del estado, que en definitiva nos pertenece a todos. Nuestro próximo paso es la Audiencia Pública donde nos presentaremos en forma individual y desde el colectivo.

Render del proyecto ganador del Concurso Nacional de Ideas Buenos Aires y el Río, del estudio Franck Menichetti.

Render del proyecto ganador del Concurso Nacional de Ideas Buenos Aires y el Río, del estudio Franck Menichetti.

La historia de la Ciudad da cuenta de que las Costaneras Sur y Norte fueron proyectadas como paseos públicos. Desde entonces, el paisaje costanero y el río marrón son parte de su identidad y del patrimonio urbano y ambiental. Tenemos una ciudad con la mitad de los espacios verdes recomendables para la salud física y social de sus habitantes y sabemos que ninguna ciudad que sirve como modelo a los urbanistas, a los gestores urbanos y a los arquitectos, se desprende de su recurso más valioso y no renovable: la tierra. La recuperación de las tierras costeras es un mandato constitucional.

La Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires establece en su art. 8: ¨los espacios que formen parte del contorno ribereño de la ciudad son públicos y de libre acceso y circulación¨. En el mismo sentido, el Plan Urbano Ambiental (ley marco a la que debe ajustarse la normativa urbanística y las obras públicas) establece en su art. 9, inc. C ítem 4: ¨destinar a uso público los predios de dominio estatal que se desafecten en las riberas.»

El proyecto del estudio Marantz Arquitectos para el "Distrito joven", en Costanera Norte.

Otra vista del proyecto del estudio Marantz Arquitectos para el «Distrito joven», en Costanera Norte.

Quedan por delante otras 15 jornadas de audiencia, que se llevarán a cabo durante todo enero. La última será el 27. Recién después el proyecto volverá al recinto para ser debatido en una segunda lectura. En todo este tiempo queda por saber si algo de lo que se diga, o se argumente en las audiencias, pueda torcer el destino de estas valiosísimas tierras ribereñas.