«Seis de cada diez infectados de covid se contagiaron de un asintomático»

Un estudio hecho en Estados Unidos reveló que el 35% de los transmisores del Covid-19 son “presintomáticos” y 24% nunca tuvo síntomas.

La transmisión de coronavirus se ha convertido en uno de los principales focos de estudio para los científicos de todo el mundo. Sobre uno de los aspectos que más controversia y dudas que hay es si los pacientes asintomáticos contagian. La revista JAMA Internal Medicine había publicado un estudio el año pasado que sugería que la carga viral de estos pacientes es muy similar a la de aquellos que presentan síntomas, por lo que abogaba por el aislamiento como medida necesaria en todos los contagiados, independientemente de los síntomas que presenten.

Según la investigación, aproximadamente el 59% de las personas estudiadas (que tenían Covid-19) se contagiaron el virus de asintomáticos. La transmisión fue de 35% de individuos presintomáticos y 24% de individuos que nunca tuvieron síntomas.

Los investigadores aseguran que «la infecciosidad máxima se produjo al comienzo de la aparición de los síntomas y que las personas infectadas que nunca desarrollan síntomas son un 75% más infecciosos que aquellos que desarrollan síntomas».

Miriam Bruno, jefa de infectología del Hospital Durand, asegura que el mayor problema son los «oligosintomáticos». «En su gran mayoría son jóvenes que tienen alguna molestia en la garganta y o una tosesita y no les dan importancia. Y aún así salen igual y se juntan con otros como no si tuvieran nada«.

Explicó que además están «los presintomáticos que también contagian. Y en jóvenes también es peligroso porque «ellos se reunen en lugares cerrados y no se cuidan. Después se ven con personas de riesgo y esto hace que la curva de internados aumente«.

El nuevo estudio publicado por Jama respondería la duda sobre si los asintomáticos son los principales transmisores “silenciosos” del virus o si su contribución en lo que respecta a la transmisión del virus es inferior a la de los sintomáticos y pre-sintomáticos. La respuesta es que sí, los asintomáticos, especialmente los jóvenes, tienden a volverse los «supercontagiadores» principales.