Facebook anuncia que suspendió 17 «redes de desinformación». Una operaba en Argentina.

Facebook informó que suspendió 17 redes de desinformación en sus plataformas durante diciembre, lo que representa su mayor eliminación de cuentas en un mes.

La empresa detalló el martes que había identificado y suspendido un poco más de 2.800 cuentas y páginas en su plataforma principal y en su sitio para compartir fotos, Instagram, por usar identidades falsas y otras formas de los llamados «comportamientos no auténticos coordinados».

La medida abarcó redes en 11 países, incluidos Argentina, Brasil, Marruecos, Ucrania, Kazajistán y Kirguistán. En la mayoría de ellos, las redes se centraron en las próximas elecciones y fueron dirigidas por grupos nacionales, dijo Facebook.

«Las campañas engañosas como estas plantean un desafío complejo al difuminar la línea entre el debate público saludable y la manipulación», dijo la compañía en una publicación en un blog.

La jefa de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, había dicho el lunes que la compañía no tenía planes de levantar su bloqueo sobre las cuentas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La red social tomó medidas sin precedentes desde que los partidarios del líder republicano invadieron el Capitolio durante varias horas el miércoles.

Tanto Facebook como Twitter suspendieron indefinidamente la cuenta de Trump acusándolo de incitar a la violencia puesto que desde hace meses viene desacreditando el proceso electoral y acusando a los demócratas, sin pruebas, de «robarle las elecciones».

Además Twitter anunció el lunes haber borrado 70.000 cuentas afiliadas al movimiento conspiracionista pro-Trump QAnon, implicado en los recientes hechos violentos en Washington, en lo que parece ser el inicio de una gran purga de ese grupo en internet por parte de las grandes plataformas digitales.

Las redes sociales eran la principal herramienta de comunicación de Trump, desde la cual interactuaba con sus 88 millones de seguidores.

A ocho días para que deje el poder, el mandatario republicano adoptó un tono combativo, asegurando que su discurso ante sus partidarios antes del asalto al Capitolio fue «totalmente apropiado», y denunciando el «error catastrófico» de las redes sociales, como Twitter y Facebook, al suspenderle su cuenta.

Las decisiones de Facebook están en línea con las que ya había tomado, en forma conjunta con Google y Apple, para negar el acceso a Internet a la red social Parler, que utilizan muchos seguidores de Trump. Y han provocado cuestionamientos al poder que asumen empresas privadas para «ejercer censura en la Red».