La autoridad médica de California, EE.UU., pide suspender la vacunación con Moderna

La epidemióloga del estado de California, Erica S. Pan, pidió suspender la aplicación de más de 300.000 dosis de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por el laboratorio Moderna después de que varias personas inmunizadas debieron ser asistidas en centros médicos por múltiples reacciones alérgicas.

Pan insistió a que se deje de utilizar el lote 41L20A de la vacuna de Moderna hasta que se complete una investigación por parte de las autoridades estatales como también de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la Administración de Alimentos y Medicamentos y del propio laboratorio.

«Se informó un número mayor de lo habitual de posibles reacciones alérgicas con un lote específico de la vacuna Moderna administrada en una clínica de vacunación comunitaria. Menos de 10 personas requirieron atención médica en un lapso de 24 horas», especificó la epidemióloga de cabecera en un comunicado. Pan no especificó el número de casos registrados ni en qué localidades ocurrieron.

California es uno de los estados con mayores contagios en el país del Norte: en las últimas 24 horas se registraron 31.617 infectados. De acuerdo al conteo de la universidad John Hopkins, el estado de la costa oeste fue el primero en superar los tres millones de casos desde que se inició la pandemia.