La provincia de Buenos Aires vacunará a docentes con factores de riesgo desde la semana que viene

La provincia de Buenos Aires dio un paso sustancial para asegurar el inicio de clases presenciales: anunció que vacunará a maestros y personal auxiliar docente con factores de riesgo para el Covid-19 desde la semana próxima.

En febrero la vacunación se extenderá a toda la comunidad educativa, aseguró el gobierno de Axel Kicillof. De este modo la Provincia se constituye en el primer distrito del país en iniciar una campaña para vacunar a los docentes, antes del regreso a las aulas previsto para el primero de marzo.

Ya hay 21 mil docentes y auxiliares con factores de riesgo inscriptos para recibir la vacuna, sobre un total de 100 mil docentes también anotados voluntariamente para inocularse con la Sputnik V en este territorio.

Los inscriptos conforman poco menos de un tercio de los más de 350.000 maestros y profesores que componen el plantel del sistema educativo bonaerense. Además hay 150.000 auxiliares que también integran el cuerpo de las escuelas.

Kicillof informó a los sindicatos la resolución de priorizar a los maestros al tiempo que pidió su colaboración para llegar a todos los trabajadores de la educación e inmunizarlos lo antes posible.

«En el marco del plan de vacunación que está en marcha tomamos la decisión de priorizar el cuidado de la salud de la comunidad educativa y de los alumnos», aseguró el gobernador, que puntualizó que los integrantes de los grupos de riesgo y mayores de 60 años de esa comunidad tendrán prioridad.

La directora general de Cultura y Educación destacó que a partir de la semana próxima comenzarán a llegar los turnos a los docentes pre inscriptos a los medios de contacto declarados.

El viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, agregó: «Necesitamos que los gremios nos ayuden a llegar a todos los trabajadores en tiempo y forma para inmunizarlos lo más rápido posible».

Los sindicatos aplaudieron la resolución de iniciar el plan de vacunación en la comunidad educativa. El secretario General del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires, Roberto Baradel, manifestó que es «un esfuerzo mancomunado muy grande». En tanto la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses, FEB, resaltó la importancia del regreso a clases.

A partir del primero de marzo tres millones trescientos mil alumnos volverán a estudiar -al menos un par de veces por semana- en diez mil establecimientos educativos de la provincia de Buenos Aires.