Alberto Fernández visita a Piñera con 4 gobernadores: mirando al Pacífico

El presidente Alberto Fernández viaja hoy a Chile, en su primera visita de Estado. En la agenda a tratar con Sebastián Piñera están un convenio de trabajo conjunto sobre parques nacionales, la homologación de las licencias de conducir, trabajar en un contrato de provisión de gas de Argentina a Chile, la apertura del mercado de carne aviar para Argentina en Chile y de carne porcina para Chile en Argentina.

Pero además tendrá como invitados a cuatro gobernadores de provincias que limitan con ese país, quienes llevarán sus propias carpetas para encarar gestiones que se pueden englobar con un nombre tradicional «el corredor bioceánico».

Es decir el paso hacia Chile desde sus distritos, una conexión para los transportes que desde todos los puntos del país y desde Brasil se dirigen hacia puertos del Pacífico.

Un atajo que también tiene buenos augurios para las economías locales, con el fomento de nuevos mercados, en especial los asiáticos, y un mayor intercambio comercial al oeste de la cordillera. La conquista asiática es clave, ya que los puertos chilenos garantizan una mejor logística, con quince días menos de viaje que zarpando desde el Atlántico.

Participarán de la comitiva el salteño Gustavo Sáenz, el riojano Ricardo Quintela, el catamarqueño Raúl Jalil y el sanjuanino Sergio Uñac. Tres de ellos peronistas puros, de la columna del Frente de Todos. El restante, Sáenz, un aliado desde su asunción en diciembre de 2019 como gobernador, con referencia nacional en Sergio Massa.

Mientras los norteños llevarán a la mesa de negociaciones uno de los temas incluidos la semana pasada en la agenda del Norte Grande en Chilecito, como las obras del trazado bioceánico para mejorar la competitividad (obras que están a la caza de financiamiento internacional), el cuyano Uñac apuntará a encarar diálogos para resucitar el túnel de Agua Negra, una megaobra de u$s 1.500 millones que tiene aval del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En diciembre trascendió que el gobierno de Piñera había declinado del financiamiento del BID para la construcción de dos túneles dobles independientes de dos carriles cada uno y 13,9 km. de extensión. Con esa señal de alerta, la administración de Uñac activó negociaciones que ahora en Chile serán un capítulo aparte de la gira de Alberto.

El articulador es el embajador argentino en Chile, Rafael Bielsa, quien fue además quien institucionalizó el declive chileno al crédito del organismo, cuando en verdad no fue notificado oficialmente a la Argentina.

La potencial obra, incluso, cuenta con un ente binacional, y Uñac venía trabajando en ese ámbito para presentar propuestas que logren materializar Agua Negra. El objetivo es que no se detenga el proceso de licitación, para el cual ya hay precalificados diez consorcios, algunos de capitales internacionales.

Desde el Norte, Raúl Jalil buscará darle continuidad a la reunión que tuvo el sábado con Ignacio Urcullú, gobernador de la chilena Chañaral, por videollamada para que Catamarca sea el punto de conexión con Chile vía ferrocarril. El distrito gobernado por Jalil tiene una escasa pendiente de trepada y bajada en el Paso de Francisco, a diferencia de los pasos ubicados al sur que requieren trepadas de cuestas sinuosas. Eso pone a Catamarca en un lugar privilegiado para ser cabecera de un posible tren, en una zona donde el clima también ayuda a que no haya cierres por lapsos prolongados por nevadas, como sí ocurre en el sur.

“Hay una oportunidad histórica para canalizar grandes cantidades de producción de todos los rubros, abaratando costos y llegando a más mercados, con oportunidades de una oferta para exportación que alcanza como mínimo los u$s31.000 millones. Todas las provincias desde Misiones hasta Catamarca, e incluyendo a Córdoba y Corrientes, tendrán una verdadera puerta de salida al Pacífico”, dijo Jalil el fin de semana.

En La Rioja, funcionarios de Quintela mencionaron que el principal punto que lleva el gobernador a Chile también está relacionado con el paso propio para atravesar la cordillera desde la provincia.

Sáenz. por su parte, intentará mejoras en el Paso de Sico, la conexión de Salta con el norte de Chile.