El gobierno destina $ 10 mil millones en créditos para incentivar la producción de carne a corral

En un anticipo de la presentación del Plan Ganadero, el Gobierno adelanta medidas para fomentar la producción de carne vacuna. El Banco Nación y el ministerio de Agricultura anunciaron el lanzamiento de una línea de crédito por hasta $10.000 millones en su primera etapa, que será destinada al engorde a corral con un tasa subsidiada por Agricultura del 25% y un plazo de 120 meses.

“El objetivo es contribuir, a partir de la asistencia crediticia, a incrementar la oferta de carne en un momento en el que el mercado es sensible a esta necesidad. Buscamos que los feedlots trabajen a pleno en su capacidad productiva y que incluso sumen más kilos en sus productividad lo que redundará en más carne para el mercado interno, como primer objetivo, y luego la exportación”, detalló en diálogo el presidente del Banco Nación, Eduardo Hecker.

Está destinada a pequeños y medianos establecimientos dedicados al feedlot. Cada uno podrá obtener hasta $ 10 millones (unos $ 9.000 por cabeza de hacienda que sirven para cubrir media tonelada de maíz) a pagar en el fin del ciclo productivo, es decir a 120, meses con una tasa del 25%. Según las proyecciones de la cartera agropecuaria, puede alcanzar a un universo de 2.100 feedlots que actualmente están inscriptos en el SENASA.

Es indispensable incrementar el encierro en los feedlots para que haya mayor producción de carne y probablemente en una segunda etapa buscaremos incentivar un peso de faena mayor para sumar más kilos por animal. Esta iniciativa responde a una necesidad del mercado, que demanda más carne y también de los propios productores ganaderos. El Banco Nación y el ministerio de Agricultura vienen trabajando desde hacer larga data en proveer soluciones y oportunidades al sector. Además, estos créditos son la antesala de lo que será el Plan Ganadero en el que estamos trabajando que va mucho más allá del financiamiento al sector sino de una política integral y medidas concretas”, explicó el secretario de Agricultura de la Nación, Jorge Solmi.

Solmi también hizo foco en la necesidad que tiene la Argentina de incentivar el agregado de valor en origen y el rol fundamental que cumplen este tipo de créditos para ese objetivo: “Actualmente la Argentina exporta dos tercios del maíz que produce mientras Brasil importa el grano porque no le alcanza lo que produce para transformarlo en carne o leche. Es fundamental el agregado de valor y el círculo virtuoso para la economía que se genera en torno a eso. Incrementar el encierro en los feedlots es clave en este esquema”.

En su informe de julio, la Cámara Argentina del Feedlot (CAF) informó que la ocupación de los corrales de engorde se ubicaba en el 63,5% de la capacidad total. El gobierno ofrece una financiación generosa -cubriendo los costos de la invernada y el engorde- para aumentar la producción y bajar el precio de la carne.

No es seguro que lo consiga: los precios de los alimentos están en alza en todo el mundo, y desenfrenadamente en Argentina. Pero es un mejor camino que restringir la exportación.

Podrán acceder a esta línea de crédito todos aquellos productores que se encuentren inscriptos en el Registro Especial Bovinos Engorde a Corral con Confinamiento según la Resolución 329/17 emitida por el SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria).