Las exportaciones de carne aumentaron un 25% en agosto

En medio de la tensión entre el gobierno nacional y los ganaderos por las restricciones para exportar carne vacuna, los envíos al exterior del producto crecieron 25% en agosto al alcanzar las 45.925 toneladas frente a las 36.787 toneladas que se habían exportado en julio. El crecimiento se debe a los mayores envíos de la Cuota 481, que no está limitada por la medida, y la flexibilización de los envíos de carne kosher a Israel.

También se debe tener en cuenta –para la entrevista del martes de Julián Domínguez con la Mesa de Enlace– que durante agosto la industria exportó por un total de u$s 240,1 millones, sólo un 2,4% menos que el mismo mes del año pasado, cuando no había restricciones.

En cuanto a los precios de exportación, la situación es favorable para Argentina. Según el último informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), el precio promedio de agosto de este año es superior, (+13,3%), al observado al de agosto de 2020.

La República Popular China resultó el principal destino, en volumen, para la carne vacuna argentina durante los primeros ocho meses del año 2021 con aproximadamente 289.000 toneladas, seguido por Chile, 22.000 mil toneladas, y luego por Israel, 20.000 toneladas.

En cuanto al valor de las divisas ingresadas, también el principal mercado durante el periodo fue China, que representa un 61,3% del valor total exportado de carne vacuna enfriada, congelada y procesada en el periodo, seguido por Israel (8,2%), y Chile (8,0%).

Analizando el acumulado hasta agosto de este año, no se evidencia una fuerte retracción en los envíos versus el mismo período del 2020. Entre enero y agosto de este año se exportaron 381.000 toneladas y en el mismo período del año anterior fueron 381.934 toneladas, un 0.2% menos.

A través del SENASA, el Gobierno comenzó a pedirle a los frigoríficos que informen acerca del stock de carne acumulada en sus cámaras de frío.

Resumen de situación:

Los productores agropecuarios solicitan la reapertura total de las exportaciones de carne. Apuntan al peligro de perder mercados, frente a Uruguay, Brasil, Sudáfrica y otros productores a los que no se les ocurre restringirlas.

Desde el gobierno se percibe que, desde que se implementó la medida la carne paró de aumentar y muestra una leve caída en los precios, aunque todavía en el comparativo interanual sigue muy por encima del índice general de inflación.

El ministro Domínguez buscará trabajar junto con el gabinete de Economía para solucionar el clásico dilema del balance entre el mercado interno y las exportaciones.