martes 19 de octubre de 2021 00:04

Finalmente, la Sociedad Argentina de Pediatría apoyó la vacunación de menores de 3 a 11 años con Sinopharm

El presidente de la S.A.P., Omar Tabacco, explicó que el Ministerio de Salud les aportó la evidencia sobre la efectividad de las dosis de Sinopharm en ese grupo etario.

En un comunicado dado a publicidad ayer -pero que pocos medios reprodujeron- la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) expresó su apoyo a «la estrategia de vacunación planteada con eje central en las escuelas» y destacó que recibió «la información requerida, que permitirá de este modo comunicar la vacunación pediátrica a nuestros socios con más solidez científica».

El Gobierno confirmó la aprobación de la vacuna Sinopharm para niños de entre 3 y 11 años

El 2 de octubre la SAP se había pronunciado «a favor de la vacunación de menores de 12 años con vacunas seguras, como herramientas de protección para su propia salud«, a la vez que señalaron que esperaban «acceder en los próximos días a las evidencias científicas» que permitieron la autorización «en situación de emergencia, del uso de la vacuna a virus inactivada Synopharm en la población de 3 a 11 años».

En el comunicado se informa que en la sede del Ministerio de Salud de la Nación se reunieron las autoridades sanitarias con el presidente de la SAP, Omar Tabacco, acompañado por Angela Gentile, ex presidenta de la SAP, experta en vacunas e integrante del Comité de Infectologia de la SAP y Charlotte Russ, experta en vacunas, integrante del Comité de Infectología de la SAP y representante de la SAP ante la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CONAIN).

La SAP aclara que con esa información «se ha explicitado claramente la trayectoria del trabajo que viene realizando la Anmat desde hace aproximadamente 60 días, en colaboración permanente con otras agencias regulatorias».

En la misma línea, señala que «los resultados observados hasta el momento en relación a la seguridad e inmunogenicidad de Sinopharm en este grupo etario de 3 a 11 años» permitieron «la autorización para su uso de emergencia en las condiciones epidemiológicas de la pandemia Covid-19«.

La organización que nuclea a los pediatras en el país concluyó que «habida cuenta de los resultados observados hasta el momento, han permitido la autorización para su uso de emergencia en las condiciones epidemiológicas de la pandemia COVID-19».

«Refrendamos la estrategia de vacunación planteada con eje central en las escuelas, de acuerdo a la organización dispuesta por las diferentes jurisdicciones de nuestro país«, afirma el comunicado firmado por la Comisión Directiva de la SAP.

«Agradecemos la organización de esta reunión por parte de las autoridades nacionales. Nos ha permitido acceder a información aún no publicada pero de gran importancia para comunicar con evidencia científica a nuestros socios», concluye el comunicado.

Nota de AgendAR:

Cuando este martes informamos sobre la decisión del gobierno de empezar con la vacunación con Sinopharm de los menores de 12 años, y la polémica que se había abierto, señalamos la ausencia de una Fase 3, lo que daba argumentos válidos a quienes la cuestionaban.

Pero concluimos: «Resulta inevitable añadir que las vacunas a virus entero inactivado, como la vieja Salk de 1955 o la Sinopharm, parecen mucho menos capaces de suscitar eventos alérgicos o coagulatorios que las fórmulas codificantes. No se sabe por qué, pero en los números salen como más seguras que todas las que usan vectores adenovirales y las que emplean directamente fragmentos genéticos del SARS CoV2 en soporte ARN, como la Pfizer.

Respecto de las ventajas sociales de la vacunación masiva pediátrica, es por ahora el único modo de complicarle al SARS CoV2 su último reducto demográfico. Por ende, vacunar a los chicos es cerrarle -o al menos dificultarle- sus chances de mutación, escape y rebrote en países bien inmunizados. Esto no debería discutirse, siquiera. ¿A alguien se le hubiera ocurrido impugnar la vacuna Salk en bebés, en medio de la pandemia de poliomielitis de 1955?»