Desde la CNEA dan asistencia técnica a las empresas que producen medidores de dióxido de carbono

Los investigadores del Departamento de Micro y Nanotecnología de la Comisión Nacional de Energía Atómica, Guido Berlín y Daniel Rodríguez, intercambiaron experiencias con con representantes de emprendimientos y empresas argentinas productoras de equipos que miden la concentración del dióxido de carbono en ambientes cerrados.
.
Esta reunión se hizo en el marco de la campaña Ventilar, que lleva adelante el Ministerio de Ciencia. Busca concientizar sobre la importancia de la ventilación de los ambientes para evitar la propagación del COVID-19 por aerosoles y difundir el potencial uso de medidores de dióxido de carbono como instrumento de apoyo.
.

“El objetivo es abrir un espacio de vinculación y diálogo entre el equipo de la CNEA, que compartirá su experiencia respecto a la calibración de sensores, y las empresas, que podrán plantear sus consultas o inquietudes sobre el tema”, expresó la directora nacional de Desarrollo Tecnológico e Innovación del MinCyT, Paula Isaak.

El uso de medidores de dióxido de carbono permite conocer la concentración de este gas en un ambiente cerrado. En el contexto de la pandemia causada por COVID-19, este indicador sirve como herramienta para conocer de forma indirecta la acumulación de aire exhalado que podría contener virus en el caso de que una persona infectada se encontrara en dicho ambiente, alertando sobre la necesidad de mejorar o aumentar la ventilación para renovar el aire.

Los medidores de dióxido de carbono producidos por las pymes que forman parte de la campaña Ventilar son desarrollados con capacidades locales y utilizan sensores NDIR (infrarrojo no dispersivo), tecnología que, dada su precisión, resulta la más adecuada para la medición de la concentración de dióxido de carbono en el aire.

Durante la charla, se conversó sobre las posibilidades que existen para la calibración de los sensores NDIR y sobre las capacidades con las que cuenta la CNEA en su Departamento de Micro y Nanotecnología. “Disponemos de dos bancos de gases que nos permiten producir diferentes mezclas de gases de la concentración deseada”, explicó Berlín al respecto, y agregó: “el proceso de mezcla es logrado con gran precisión gracias a la utilización de controladores de flujo másico (conocidos como Mass Flow Controllers o MFC) que permiten regular con precisión el caudal de un gas”.

Por su parte, representantes de las empresas y emprendimientos mencionaron sus experiencias con la calibración de los sensores y las herramientas utilizadas para tal fin. Esto incluyó comentarios sobre ensayos y análisis de distinta índole, y potenciales mejoras en la integración de sensores de bajo costo. Por último, se planteó la necesidad de pensar, para una próxima etapa, un modelo teórico articulado entre el sistema científico-tecnológico y el sector privado en relación a la presencia de aerosoles respiratorios en ambientes cerrados, contemplando otras variables además de la medición de dióxido de carbono.