El laboratorio Merck cede la licencia de su antiviral contra el covid-19 para su distribución en los países más pobres

El laboratorio estadounidense MSD decidió liberar el acceso a un fármaco antiviral contra el coronavirus a los países más pobres a través de la ONU, no bien el medicamento obtenga la autorización de los organismos de control.

El antiviral Molnupiravir, desarrollado por el laboratorio MSD (Merck Sharp & Dohme) está aún en espera de la autorización en EE.UU. y en la Unión Europea. El fármaco parece muy efectivo en la lucha contra el Covid clínico y en la prevención de las hospitalizaciones, si es suministrado en las primeras fases de la enfermedad. La Agencia Reguladora de Medicamentos de Gran Bretaña lo aprobó ayer como el primer medicamento oral diseñado para tratar la covid-19 sintomática.

Desarrollado originalmente para tratar la gripe, redujo el riesgo de hospitalizaciones y muertes a la mitad durante los ensayos clínicos.

La empresa farmacéutica, en acuerdo con el Medicines Patent Poll (MPP, una ONG apoyada por las Naciones Unidas que promueve el acceso a los medicamentos para los países en vías de desarrollo), cederá la licencia para la producción de la versión genérica de su antiviral Molnupiravil, informó la agencia de noticias ANSA.

Según el acuerdo, MSD (que desarrolla el Molnupiravir junto a Ridgeback Biotherapeutics) cede una licencia «royalties-free», sin pago de patentes, al MMP, que cederá, a su vez, la sublicencia a los productores de fármacos genéricos.

El entendimiento prevé que los desarrolladores del medicamento no reciban los derechos de venta mientras que el coronavirus siga clasificado por la OMS como emergencia de salud pública internacional.

Cuando el fármaco sea autorizado, el acuerdo permitirá proporcionar amplio acceso al Molnupiravir en 105 países de renta baja o media, en particular de Asia y Africa.