El avión eléctrico de Rolls Royce sería el más rápido del mundo, hasta ahora

El avión totalmente eléctrico «Spirit of Innovation» de Rolls-Royce ha conseguido alcanzar una velocidad máxima de 623 km/h, lo que, según la empresa, lo convierte en el vehículo totalmente eléctrico más rápido del mundo.

La empresa ya presentó tres solicitudes de récord mundial a la Fédération Aéronautique Internationale (FAI).

Durante sus recorridos para batir el récord en el centro de pruebas de aviones experimentales del Ministerio de Defensa del Reino Unido en Boscombe Down, el avión alcanzó una velocidad máxima de 555,9 km/h en 3 kilómetros, pulverizando el récord existente por 213,04 km/h.

También se estableció otro récord cuando el avión alcanzó 532,1 km/h en 15 kilómetros, 292,8 km/h más rápido que el récord anterior. Y la lista de logros no se detiene aquí: también batió el tiempo más rápido para subir a 3.000 metros en 60 segundos, con un tiempo de 202 segundos.

Ya en septiembre, el Spirit of Innovation surcó los cielos por primera vez cuando la compañía dijo que intentaría volar su aeronave a velocidades de 480 km/h (300 mph). La aeronave superó esa cifra durante su carrera de récord, alcanzando una velocidad máxima de 623 km/h (387,4 mph).

La aeronave fue propulsada en su recorrido de prueba por un tren motriz eléctrico de 400 kW (500 CV) y «el paquete de baterías de propulsión más denso jamás ensamblado en el sector aeroespacial», afirma la empresa.

El récord obtenido también proporcionó información crucial que la firma planea utilizar en sus futuros sistemas de potencia y propulsión para la movilidad aérea urbana totalmente eléctrica y para los aviones de pasajeros híbridos-eléctricos.