Rusia: € 93 mil millones de exportaciones de hidrocarburos en 100 días de guerra

Los precios están sosteniendo las exportaciones rusas de energía pese a la disminución en los volúmenes exportados, según un reporte de CREA. El 61% de las ventas fue a la Unión Europea. China desplazó a Alemania del primer puesto en las comprasa Rusia de hidrocarburos.

Rusia generó más de 90.000 millones de euros en ingresos por exportaciones de hidrocarburos durante los primeros 100 días de guerra. Por cada día desde que empezó el conflicto bélico en Ucrania, generó más ingresos que los gastos que le insume a diario la campaña militar en territorio ucraniano.

Las cantidades exportadas disminuyeron, pero los ingresos se mantuvieron estables como consecuencia de los altos precios del barril de petróleo, del gas natural y de combustibles líquidos.

Las exportaciones de hidrocarburos le aportaron a Rusia ingresos por € 93.000 entre el 24 de febrero y el 3 de junio de este año, según un reporte de Centre for Research on Energy and Clean Air (CREA). Las ventas se desglosan en 46.000 millones por petróleo, 24.000 por gas natural por gasoducto, 13.000 millones por productos refinados, 5100 millones por LNG y 4800 millones por carbón.

El 61% de las ventas fueron a países de la Unión Europea. Los ocho principales países compradores de hidrocarburos rusos fueron China (12.600 millones), Alemania (12.100), Italia (7800), Holanda (7800), Turquía (6700), Polonia (4400), Francia (4300) y la India (3400).

Detalle de volúmenes e ingresos

El reporte de CREA, una organización con sede en Finlandia, destaca los efectos de las sanciones económicas de Europa y Estados Unidos sobre las exportaciones rusas de energía.

Los volúmenes de hidrocarburos importados desde Rusia cayeron en mayo un 15% en comparación con el momento anterior a la guerra. Las importaciones desestacionalizadas de gas por gasoduco cayeron un 25% en comparación con el período febrero-marzo. Los volúmenes físicos de petróleo retrocedieron un 7%: volúmenes de crudo repuntaron a niveles de febrero-marzo pero en productos refinados cayeron un 25%.

La reducción en la demanda de hidrocarburos rusos y las ventas de petróleo a precio de descuento le costaron a Rusia el mes pasado aproximadamente 200 millones de euros por día. No obstante, Rusia esta sosteniendo sus exportaciones gracias a los altos precios internacionales de la energía.

Los precios de exportación promedios fueron casi un 60% más altos que los del año pasado. Rusia generó en mayo ingresos diarios por ventas de energía por 880 millones de euros. Es menos que los 1100 millones diarios registrados entre enero y febrero de este año, pero más que los 633 millones que obtuvo en mayo de 2021.

CREA comparó los ingresos con los gastos estimados que Rusia viene realizando para sostener la campaña militar en Ucrania. Con una estimación de gastos de guerra de € 840 millones, Rusia esta generando ingresos por ventas de energía superiores a las pérdidas económicas directas generadas por la guerra.

Tendencias en las ventas

El reporte también da cuenta de las tendencias que se están produciendo en el comercio de hidrocarburos con Rusia.

Rusia esta redireccionando sus ventas a Asia mientras ve caer los volúmenes exportados a la Unión Europea. Polonia, Estados Unidos, Turquía, España, Italia y Japón fueron los países que más redujeron sus compras de hidrocarburos rusos.

China se transformó en el principal comprador de hidrocarburos rusos, superando a Alemania. Las importaciones chinas se mantuvieron esencialmente constantes, mientras que Alemania registró una reducción moderada en sus importaciones de crudo ruso.

El redireccionamiento de las ventas a Asia tiene como limitante las sanciones contra los buques que transportan hidrocarburos rusos. CREA señala que en abril y mayo el 68% de las entregas de crudo ruso se hicieron con barcos que son propiedad de empresas de la Unión Europea, el Reino Unido y Noruega. Solo el 43% de esos cargamentos fueron movilizados por empresas registradas en Grecia. El 97% de los buques estaban asegurados por empresas del Reino Unido, Noruega y Suecia.

El sexto paquete de sanciones económicas de la Unión Europea sobre la economía de Rusia estableció un embargo sobre la importación de crudo y combustibles rusos. Adicionalmente, a las empresas europeas se les prohibió la prestación de servicios de seguros y reaseguros a buques tanqueros que transporten crudo ruso. “A medida que el petróleo ruso se envía cada vez más a mercados más distantes, se necesita cada vez más capacidad de buques petroleros que nunca. Esta es una vulnerabilidad clave: las fuertes sanciones contra petroleros que transportan crudo ruso limitaría significativamente el alcance de este tipo de desvío en las exportaciones de Rusia”, asegura el reporte.

En ese sentido, la India se esta transformando en un importante hub para la refinación de crudo ruso y su exportación en forma de combustibles al resto del mundo. “La India se convirtió en un importante importador de crudo ruso, comprando el 18% de las exportaciones del país. Una parte importante del crudo se reexporta como petróleo refinado, incluso a los EE.UU. y Europa, una brecha importante para cerrar”, advirtió CREA.