El equipo de Massa: caras nuevas y caras conocidas

Rigo, De Mendiguren y Marx

En grajeas, el aún no asumido ministro de Economía, Producción y Agricultura, Sergio Massa, empezó a soltar algunos de los nombres que lo acompañarán en las secretarías y direcciones de la cartera.

Esa comunicación, que eligió hacer a lo largo del día y por redes sociales, es el primer paso en la previa al paquete de medidas que se conocerán el miércoles y otra muestra de la «hiperactividad» que esperan transmitir en el entorno del tigrense, viaje al exterior para conseguir dólares frescos incluido.

El esquema que se pondrá en funcionamiento tiene, además, una validación política importante luego de la foto de Massa y la vicepresidenta, Cristina Kirchner, en una reunión que mantuvieron en su despacho del Senado.

Cristina Kirchner y Sergio Massa reunidos en el despacho de la vicepresidenta en el Senado.Los tres primeros cuadros confirmados por Massa fueron Raúl Rigo en Hacienda, que había dimitido junto con el ex ministro, Martín Guzmán; Jorge Domper en la subsecretaría de Presupuesto y Claudia Balestrini al frente de la subsecretaría de Ingresos Públicos.

Un rato más tarde, el funcionario volvió a utilizar su cuenta de Twitter para dar a conocer las designaciones de Eduardo Setti en la secretaría de Finanzas, acompañado por Leandro Toriano, Natalia Capurso y Celeste Izquierdo. Al mismo tiempo, avisó que el vicepresidente del BCRA será Lisandro Cleri y Leonardo Madcur el Jefe de Asesores del Ministerio. Con esto último formalizó además la continuidad de Miguel Pesce como presidente del Central, pero rodeado por un pelotón de directivos que responde a Massa. El BCRA y la articulación con Economía son claves para el tigrense y no podía no tener allí cuadros de injerencia.

Asimismo, un viejo conocido y asesor de Massa, el economista Daniel Marx, «integrará el comité para el desarrollo del mercado de capitales y seguimiento de la deuda pública. Ellos y ellas tienen como objetivo fortalecer las reservas, asegurar el financiamiento del Tesoro y promover el desarrollo de un mercado de capitales nacional».

Si bien no se confirmó oficialmente, hay altas chances de que José Ignacio De Mendiguren sea el secretario de Industria. Ayer por la tarde sorprendió cuando Daniel Scioli, saliente ministro del área, publicó una foto en redes sociales junto al «Vasco» y la leyenda «Agradezco por su visita y la reunión que mantuvimos hoy». De Mendiguren, dos veces titular de la Unión Industrial Argentina (UIA) y ministro con Eduardo Duhalde en 2002, es actualmente titular del Banco de Inversiones BICE.

Por último, Massa designó al abogado Ricardo Casal al frente de la la secretaría Legal y Administrativa de la cartera, cargo en el que estará acompañado de Renata Scafati y Florencia Jalda. Casal fue ministro de Justicia y Seguridad de la provincia de Buenos Aires durante la gestión del ex gobernador Daniel Scioli.

Lo que resta saber ahora quiénes ocuparán la secretaría de Agricultura y la de Comercio Interior, donde suena fuerte el actual titular de ARSAT, Matías Tombolini.

El quién es quién

«El objetivo es ordenar y cuidar las cuentas públicas», dijo Massa al dar a conocer los primeros nombres, muchos de los cuales son de su riñón. Rigo es un experto en cuentas públicas que es de planta del ministerio de Economía y ha sobrevivido a varios gobiernos. Había renunciado con Guzmán, que a la vez lo había traído luego de ser echado por el penúltimo ministro de Macri, Nicolás Dujovne. Años antes, Rigo estuvo en el diseño de los presupuestos de los Gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Marx, en tanto, fue director del BCRA en los años de Raúl Alfonsín, negociador de deuda entre 1987 y 1993 y pasó por la secretaría de Finanzas entre 1999 y 2001. En ese momento, durante el Gobierno de De la Rúa, la secretaría era formalmente el viceministerio de Economía. Actualmente estaba al frente de la consultora Quantum.

Otra parte interesante de las designaciones son las que Massa utilizó para rodearle la manzana al actual presidente del BCRA, Miguel Pesce. Puso de vicepresidente a Lisandro Cleri, massista de la primera hora y hasta hoy titular del Fondo de Garantías de Sustentabilidad de Anses (FGS), y a al sanjuanino Leonardo Madcur.

Este último es abogado y fue ladero de Guillermo Nielsen en la secretaría de Finanzas en 2002. En aquel tiempo negoció con el FMI de Anne Krueger y Roberto Lavagna lo tomó como un cuadro de extrema confianza. Con la llegada de Kirchner, se desempeñó en el área de Coordinación Técnica. El lugar de vice que tendrá Cleri lo ocupaba Sergio Woyecheszen, que quedará como director.

En Presupuesto, puesto importante, estará el economista de la UBA Jorge Domper. También de carrera, entre 1980 y 1985 fue jefe de Estadísticas del BCRA y en 2002 ingresó a Informática de Administración Financiera en la subsecretaría de Presupuesto. Mientras que Claudia Balestrini es una contadora rosarina que desde el 2019, finales del Gobierno de Macri, ocupó la subsecretaría de Ingresos Públicos.

Eduardo Setti, en tanto, fue confirmado como secretario de Finanzas. Setti fue parte del equipo que asumió con Silvina Batakis y luego dimitió con ella. Experto en mercado de capitales, es de extrema confianza del vice del BCR, Cleri, dado que trabajó como auditor del FGS.

La mesa de la «fábrica de dólares»

En los próximos quince días, Massa emprenderá un viaje a Estados Unidos, Europa y Qatar para negociar inyección de divisas al país.

En el armado de la misión trabajan tres personas, según confiaron desde su entorno. Uno es De Mendiguren, que se ocupará de temas industriales y es el nexo con los sectores productivos.

La segunda pata es Guillermo Michel, actual titular de Aduanas y un hombre que Massa quiere cerca por su nivel de trabajo. Y la tercera Gustavo Martínez Pandiani, que actualmente es el Subsecretario de Asuntos de América Latina y el Caribe de la Cancillería argentina y también coordinador nacional de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

La primera parada de ese tour será Estados Unidos. Massa ya estuvo en diálogo con el embajador Jorge Arguello que está armando la logística de encuentros con el Fondo Monetario y el Tesoro. Luego, de allí viajará a encuentros con el Club de París y después a Qatar, a reuniones con el Fondo Soberano de ese país, con la idea de que aporten a proyectos en energía y seguridad alimentaria.