Piden regular el cannabis de uso adulto para impulsar el sector y crear fuentes de trabajo

Empresarios, funcionarios de organismos nacionales, legisladores, integrantes de organizaciones cannábicas, y especialistas en economía, en derecho y en género pidieron la regulación del cannabis de uso adulto para ampliar las fuentes laborales e impulsar la actividad.

En el marco del II Congreso Internacional de Cannabis y Cáñamo realizado en el auditorio de la Cámara de la Mediana Empresa (CAME) y organizado por la Confederación Cannábica Argentina, el titular de la entidad, Leandro Ayala, resaltó que la importancia de este tipo de evento es la de «persuadir a los empresarios de que acá hay una actividad productiva para desarrollar».

Además, resaltó la importancia de la ley 27.669, que establece un marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial.

Ayala remarcó que en la Argentina «se ha colocado la piedra basal para poner en marcha la construcción de un proyecto cannábico, de un modelo productivo con valor agregado, con trabajo calificado, que muestra que no existe contradicción entre el agro y la industria, que la fusión y el trabajo conjunto de ambos sectores es una de las claves para transformar nuestro país».

Sostuvo además que la reglamentación de la ley de cannabis industrial debe tener como prioridad a las pymes para que el país sea «un jugador fuerte» en el desarrollo de la industria a nivel mundial.

Para ello, el empresario propuso «crear el estatuto del trabajador cannábico y un fondo fiduciario para solventar los proyectos de aquellos productores que no cuentan con los medios para desarrollarse» y, por último, «seguir trabajando para la integración de la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal».

El abogado y especialista en cannabis y cáñamo Piero Liebman pidió una regulación que «acompañe a los pequeños productores» porque –sostuvo– deben ser trabajadores con derechos garantizados ya que han sido ellos quienes desarrollaron el conocimiento sobre cultivo en todo este tiempo.

El Congreso contó además con participación de funcionarios y exfuncionarios nacionales, como María Apólito, exsecretaria de Economía del Conocimiento, quien explicó la vinculación entre la academia y la investigación con la industria del cannabis. «Es importante fortalecer este vínculo que ya ha dado buenos resultados en otras actividades productivas», afirmó.

En representación de las provincias, habló el presidente de la Cámara de Cannabis Fueguina, Martín Ariznabarreta, quien sostuvo que el turismo cannábico es parte de la industria cannábica.

«Para eso tenemos hotelería, gastronomía, logística y el punto más austral en la isla más linda del mundo», recalcó, el fueguino, a la vez que pidió una regulación integral que incluya el uso adulto para «hacer crecer esta próspera industria».