Bioceres, la firma de biotecnología rosarina, crece 25% en la Bolsa de Nueva York

En los últimos 30 días, las acciones de la rosarina Bioceres, líder en soluciones agro-biotecnológicas de segunda generación, fueron las que más subieron entre las cotizantes argentinas en la Bolsa de Nueva York, con un alza de 25%.

AgendAR ha puesto atención desde el mismo momento en que entró «online» en esta firma por un dato clave: es propietaria de las semillas de soja y trigo HB4, resistentes a la sequía y a la salinidad. Creemos que son las dos patentes de tecnología argentina potencialmente más valiosas de la historia argentina. en especial por las condiciones que crea el cambio climático. Aparentemente, en Wall Street piensan lo mismo.

Bioceres nace y crece como un conjunto de empresas y startups vinculadas al agro y a la innovación biotecnológica. En la etapa actual, cuenta además con dos inversores principales: Jorge Frávega, cabeza de BAF Capital, un fondo de inversión concentrado en activos de Latinoamérica con oficinas en Buenos Aires, Holanda, Suiza, Brasil y Uruguay. Y Hugo Sigman, del grupo Insud. Además, el gigantesco Grupo Bayer adquirió hace algo más de un año el 5% de las acciones de la rosarina Bioceres, al capitalizar un préstamo por u$s 8,1 millones. En la actualidad Bioceres mueve globalmente US$ 20.000 millones al año en regalías, de los cuales el 99% es por la venta de tecnologías de protección de cultivos.

Su CEO, Federico Trucco, de 42 años, dijo hace poco «El modelo actual del agro se terminó». Trucco introdujo el concepto de semilla “personalizada” de acuerdo a cada contexto productivo, y plantea: “Parte de la rentabilidad del agro no tiene que ver con producir cada vez más, sino con hacer más cosas con lo que ya producimos. Estamos viendo cómo transformar las materias primas en biomateriales. En vez de sacar asfalto derivado de procesos de la industria de hidrocarburos, tener un asfalto que venga de la chala del maíz o de la paja del trigo. En la industrialización del segmento de los biomateriales está la mayor oportunidad”.